Estos son los 8 tipos de relaciones amorosas que existen

Cada una tiene una distribución diferente de los tres pilares básicos del amor: intimidad, pasión y compromiso

Todas las relaciones amorosas que has tenido hasta el momento, y todas las que tendrás alguna vez en tu vida, se fundamentaron en tres pilares fundamentales: la intimidad, la pasión y el compromiso. Sin embargo, y como apunta el especialista en psicología organizacional Ronald E. Riggio en una publicación para Psychology Today, basándose en las investigaciones del psicólogo Robert J. Sternberg, "debido a que las relaciones varían en la intensidad de estos tres pilares, hay otro tipos diferentes de relaciones amorosas".

Diferenciar las primeras

En primer lugar, las relaciones basadas en el amor consumado. Son ese tipo de relaciones casi perfectas en las que ambas personas comparten un nivel saludable de intimidad, pasión y compromiso. Son extremadamente sólidas. No tanto como las segundas: las relaciones basadas en el amor romántico, en las cuales hay intimidad y pasión, pero falta compromiso. A diferencia de las primeras, estas no son tan sólidas y suelen tambalearse con mayor facilidad. Al fin y al cabo, el compromiso es la fuerza que os permite superar juntxs las adversidades.

En tercer lugar están las relaciones de amor fatuo. En ellas, dice Riggio, "hay altos niveles de pasión y compromiso, pero falta el pilar de la intimidad". Ya sabes: cuando dos personas se enamoran y se comprometen rapidísimamente sin haber profundizado lo suficiente la una en la otra. Y hablando de enamoramiento, el cuarto tipo de relación es la basada simplemente en eso: enamoramiento. "Hay un grado alto de excitación cuando se está en presencia del otro, pero a menos que se desarrollen los otros pilares, es difícil de mantener".

De más a menos

En quinto lugar están las relaciones basadas en la amistad. En palabras de este especialista, "es cuando hay intimidad, sentimientos de cercanía y comprensión mutua, pero sin pasión ni compromiso". Quienes están en ella la visten de amor romántico, pero en el fondo no son más que dos amigxs llenándose el vacío. Y muy similar es la relación número seis: la basada en el amor de compañía, en la cual hay compromiso e intimidad, pero cero pasión. Muchas relaciones comienzan en otro punto y terminan aquí con el devenir de los años.

En séptimo lugar están las relaciones basadas en el amor vacío. Aquí hay compromiso, hay esfuerzo porque la cosa funcione, pero no hay ni intimidad ni pasión. Suele darse en matrimonios forzados o en matrimonios por conveniencia. Por último, están las relaciones basadas en la ausencia de amor. Según Riggio, "es una relación en la que ninguno de los tres pilares está presente". No hay cercanía, no hay sexo ni atracción y no hay implicación. Está vacía. Está muerta. Y es un pozo para la felicidad. De estas tienes que huir sí o sí.