Errores fatales que todxs cometemos tras una ruptura

Si queremos cerrar esa etapa y poder continuar con nuestra vida hay una serie de actitudes y comportamientos que no debemos tener porque hacen que este proceso se alargue y sea más doloroso

Todxs estamos de acuerdo si decimos que una de las experiencias en las que peor lo pasamos es una ruptura. Una relación en la que habías confiado y con la que habías crecido llega a su fin y es un momento desagradable para ambas partes. Obviamente a partir de lo que hagamos o de cómo nos tomemos las cosas será mejor o peor. A veces, cuando se trata de un acuerdo entre las dos personas que forman la pareja, puede ser menos tortuoso el camino de desvincularse pero siempre hay pequeñas cosas que nos pueden generar tristeza.

A partir de aquí está en nuestras manos hacer que este proceso no sea el peor de nuestras vidas, sin embargo hay ciertos errores que solemos cometer que hacen de esto un mal trago y que no podamos continuar bien con nuestra vida. Aquí te los nombramos.

Nadie mejor

Esto es bastante común. Cuando lo dejas con alguien, el dolor es grande porque crees que jamás conocerás a nadie mejor. Esto es irreal, hay tantas personas en este mundo que solo por estadística será posible que des con alguien con quien puedas conectar. Lo principal en este punto es centrarte en ti, en tu trabajo o en tus estudios y en hacer que ese camino propio sea agradable. Una nueva persona aparecerá cuando estés en paz contigo y con tus planes de desarrollo.

Es normal que durante este tiempo recuerdes otras relaciones que terminaron y sientas que tu destino es la soledad. Es normal ser derrotista en este proceso pero no te dejes llevar por la autocompasión porque puede ser un pozo del que sea difícil salir. Recuerda por qué eres una persona excepcional y refuerza lo que sea necesario para aumentar tu autoestima.

El cierre

Si ha habido una ruptura es por uno o por varios motivos, no tendríamos que necesitar ningún otro tipo de cierre o de final. Es bastante normal, también querer volver a hablar con esa persona sobre lo que ha ocurrido, buscar más y más motivos pero esto no está bien. Es más, a veces es probable que no existe una única respuesta. No deberíamos necesitar nada más para poder continuar con nuestras vidas tras una ruptura, así que no hay que buscar más porque es seguir indagando en el dolor y quedarse atrapadx sin conseguir salir. Lo ideal es, como decíamos, centrar la atención en ti.

Crea hábitos que te hagan distraerte porque el tiempo en el que no haces nada lo único que vendrá a tu mente serán preguntas, dudas y mecanismos que tiene el dolor para desaparecer, como por ejemplo querer escribirle a esa persona o crear nuevamente un lazo. Si caes en esto, superar la ruptura será aún más complicado que antes.

La amistad

Otro de los tópicos dentro de la ruptura es intentar entablar una amistad. Vamos a ver, esto es más bien complicado, no queramos engañarnos. Muchas personas tienen la teoría más que interiorizada sobre lo sano que sería ser friends pero esto no es tan fácil ni tan positivo como puede sonar. Ser amigxs no puede suceder de manera genuina a no ser que seáis ultra madurxs y os sea súper sencillo hablar de otras parejas u otros rollos, porque eso es lo que hacen lxs amigxs, contarse todo. La verdadera amistad lleva tiempo, dejad que cierren las heridas primero y luego ya veréis si sois capaces o no, no nos queramos engañar.

Recuerdos y redes

Es ultra normal que cuando dejas a alguien el cerebro te lleve a los recuerdos maravillosos, todos los planes y las cosas geniales que hicisteis. En menos de unos pocos minutos ya estás tú a lágrima viva pensando qué has hecho y cómo es posible que hayáis roto. Un momento, pausa, no te envalentones, esto le pasa a todas las personas. Como mecanismo de supervivencia (o no) recordamos lo felices que fuimos, esto no está mal, al menos eso que te llevas pero no debes olvidar cuál fue el motivo que os llevó a una ruptura.

Si tienes esto claro será más complicado caer en esa nostalgia que busca atraparte. Y otra cosa ultra importante: no busques a esa persona en redes, es más, bórrala o haz algo para no ver su vida. Si empiezas a acosar por las redes no saldrás del bucle jamás y encima estarás siendo ultra tóxicx.