Dormir en camas separadas hará que tu relación sea más sana y duradera

Hacer la cucharita mola mucho en invierno o si tienes aire acondicionado pero la realidad es que no es una buena posición para que tu cuerpo descanse como es debido

Desde siempre parecía, y se pensaba, que una pareja que duerme separada es porque algo no va bien. Sin duda esto puede ser una realidad, pero también lo es que las circunstancias de cada pareja pueden llevarlas a tener que dormir en camas separadas. A veces, incluso, porque no queda otra opción económica asequible. Mudarse con la persona a la que quieres es un paso en la relación pero la forma no tiene que ser la de siempre, es decir, la de juntxs para todas partes, todo el día, a todas horas. Desde hace algún tiempo están apareciendo artículos y libros de parejas que conviven felizmente y viven juntas pero duermen en habitaciones separadas.

El confinamiento ha potenciado este hábito y ha hecho que las parejas tengan que buscar esos instantes de soledad que aparecían de forma natural mucho antes de la pandemia. Es muy valioso mantener la individualidad y encontrar los instantes para dedicar el tiempo a unx mismx. Y, aunque la idea de dormir en habitaciones separadas una vez sonó como una sentencia de muerte reservada para parejas a punto de romper o con ausencia de sexo, parece que una habitación propia (y ya no solo para dormir) se está convirtiendo en una opción más atractiva para muchas parejas en relaciones felices y saludables.

Las nociones preconcebidas sobre monogamia, género y sexualidad hace años que están cambiando y esta forma de convivir con la persona a la que quieres podría sumarse a un nuevo entendimiento que se basa en romper las dinámicas tradicionales de las relaciones. Además de todo este concepto casi filosófico hay algo que es esencial para que una relación vaya bien: el descanso de ambas partes. Despertarse con sueño o dolores corporales por posturas inapropiadas puede fomentar los cambios de ánimo que pueden llevar a conflictos innecesarios.

Dormir separadxs debe ser una opción que no puede estar adherida a significados negativos. Sobre todo porque se trata de dormir, dormir como función biológica y muchas personas son solamente capaces de conciliar el sueño si lo hacen de forma cómoda y a sus anchas. Esto no quiere decir que haya que hacerlo, solamente es cuestión de entender que es posible contemplar esta opción. Además para algunas personas solo es posible dormir viendo una película o leyendo un libro y el hecho de dormir en una misma habitación y en una misma cama hace que cada persona tenga que adaptarse a las necesidades de la pareja.

Y obviamente nada de esto quiere decir que sea malo, desaconsejado o antiguo que la pareja disfrute durmiendo juntx en la misma cama. Esta forma más habitual y tradicional puede funcionar bien para muchas parejas, sin mencionar que también es una opción mucho más económica que la de conseguir un espacio con dos habitaciones. Sea cual sea tu necesidad lo ideal es comunicarla y entender que podemos revisar y cambiar lo que tenemos aprendido sobre las relaciones sentimentales.