El por qué es tan difícil olvidar a alguien que nunca fue tu pareja

Nuestro cerebro es incapaz de diferenciar entre las fantasías que nos montamos y la realidad
 

Tu dolor es real. Quizá muchos de tus amigos te hayan recordado con cierta superioridad moral que lo que tenías con esa persona no era nada realmente serio y que, por tanto, la profunda desesperación e incapacidad para pasar página que sufres es fruto meramente de tu debilidad emocional. Pero no les escuches. Se equivocan. De hecho, superar a alguien con quien nunca estuviste en una relación estable es extremadamente difícil. Y la experta en relaciones Kathryn Mitchem explica en Elite Daily las razones que subyacen bajo este fenómeno.

"La razón por la cual nuestro cerebro tiene problemas psicológicos para superar este tipo de relación es porque el cerebro no conoce la diferencia entre fantasía y relación. Si has pasado horas o incluso días imaginando cómo sería tu vida con esta persona, cuando la 'relación' finalice, el cerebro registrará la misma cantidad de dolor que con la relación real", cuenta la especialista. Puede que incluso más, porque al sufrimiento de la pérdida de la otra persona se suma también la impotencia de no haber tenido si quiera la oportunidad de testear la relación soñada.

Por otro lado, y como explica la propia Mitchem, este tipo de ‘rupturas’ pueden actuar de espejo de dolores emocionales pasados: "Es difícil superarlos porque nos recuerdan el anhelo de amor que tuvimos, y nunca recibimos, en nuestra infancia. Nos atraen las personas y situaciones que reflejan nuestras heridas no resueltas. Tratamos de llenar un vacío en nosotros mismos que nunca se llenó en la infancia, por lo tanto, persiguiendo fantasías o socios no disponibles". El dolor es real, la solución también. Según Mitchem, tiempo y practicar "el amor propio radical". Algo que todos deberíamos hacer ruptura o no de por medio.