El detalle definitivo que te dirá si tu relación está a punto de romperse

A veces tienes la sensación de que estáis a punto de dejarlo pero de repente las cosas van bien, luego vuelves a tener sospechas y así todo el rato, hay un estudio que puede hacerte salir de dudas

Os estáis mirando a los ojos justo cuando ha llegado la calma tras la enorme discusión que habéis tenido. El silencio se apodera del espacio que estáis compartiendo. Tú sabes que la otra persona está pensando lo mismo que tú: “así no podemos seguir”. Llevas semanas pensando que la relación no tiene futuro y que los baches ya son más constantes que los buenos momentos. Entonces os ponéis a hablar, ya mucho más tranquilxs y parece que el amor reina en vuestros corazones otra vez. Este es un bucle casi diario y no puedes aclararte si realmente vuestra pareja tiene o no futuro. Ahora hay un estudio que podría darte alguna respuesta un poco más acertada.

Se han realizado todo tipo de estudios en relación a los vínculos sentimentales. De dónde nace, qué nos atrae, qué no nos atrae, cómo interactuamos, cómo descifrar ciertas señales… Ahora un estudio publicado en el Journal of Family Psychology ha definido cuatro categorías que explican los compromisos y por qué pueden o no durar en el tiempo. Tres de esas cuatro categorías está relacionada con que las cosas pueden ir bien, es la cuarta la que hizo que los investigadores pusieran el foco y encontraran un punto de inflexión.

Como explican en dicho estudio, “los tres primeros puntos hablan de que existe un compromiso interpersonal que está apoyado sobre la existencia de sentimientos positivos hacia la otra persona”. Esto quiere decir que más allá de los baches que existan, cuando se habla objetivamente de la relación, aún hay sentimientos de unión y de amor que empujan a las personas a permanecer unidas. El cuarto punto que se plantea, sin embargo, es que el deseo de permanecer juntos se debe a cierta presión social y a las limitaciones materiales que unen a las personas implicadas.

El hecho de estar con una persona por este tipo de motivo hace que la conclusión sea que se trata de una pareja que no tiene realmente mucho futuro por delante. Para entender mejor por qué: si estás con una persona porque, por ejemplo, estáis viviendo juntxs y no tenéis la opción de vivir por separado, desde luego que hay poco futuro por delante. En el estudio denominan este apartado como felt constraints (algo así como ‘limitaciones consentidas’, en su traducción al castellano), debido a que es un punto en común establecido por ambas personas que las obliga a permanecer atadas o juntas.

Para saber realmente si esto es lo que ocurre en vuestra relación no hace falta irse a lo material, solamente la sensación de sentirse atrapadx es un indicativo de que el amor puede marchitarse. El amor y las parejas son para disfrutar, para compartir y para sentirse bien, es normal que haya choques porque sois personas diferentes con puntos de vista distintos. Lo hermoso en esas diferencias es poder comprenderse y compartir tanto los pensamientos con las emociones, cuando llega ese equilibrio la relación puede seguir hacia delante.