Descubre el tipo de amante que eres según tu personalidad

Aunque hacer el amor es algo universal existen diferentes formas de practicarlo y cada una de ellas se manifiesta de una manera concreta según tu comportamiento

¿Cómo actúas cuando el amor llega a tu vida? ¿Crees que tienes una forma concreta de amar? Quizás jamás te lo has planteado y, simplemente, al enamorarte, vas siguiendo lo que tus sensaciones y tus emociones te marcan. Aunque no lo sepas con exactitud y como explica la psicóloga y sexóloga Silvia Sanz, las formas de amar tienen una relación directa con la educación, con tus creencias, con tu carácter, con tus experiencias y con la madurez que tengas o que hayas ido construyendo. Ella explica que existen estilos diferentes y que cada uno se manifiesta según la personalidad que tengas

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Me lías eh, me lías.

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

Ahora bien, no hay una manera única de hacerlo, no es que amas siguiendo un estilo concreto: a lo largo de la vida se va variando. Esto sucede porque cambias de pareja o cambia tu momento en la vida. La experta especifica que algunas de las relaciones más duraderas tienen la misma forma de amar pero que esto no debe ser una base obligatoria a seguir. Cada relación tendrá un camino específico y para que funcione hay que abrazar la evolución y los cambios y no entenderlos como algo negativo.

Tipo Eros

Esta forma de amar es aquella que llevan a cabo las personas que tienen como prioridad la atracción física y el sexo dentro de una relación. No creen que sea posible tener una pareja que no les atraiga físicamente. Además, son personas que viven situaciones como 'amores a primera vista' o que, sea cual sea el contexto en el que se encuentren, buscan con la mirada a alguien que les parezca atractivx. Las caricias, el coqueteo o la seducción son primordiales para estas personas y se fijan, también, en si la persona que les gusta se cuida y se ve bien.

Resultado de imagen de passion kiss gif

Tipo Altruista

Para quienes aman de forma altruista hay algo primordial: que la otra persona esté bien y que sus intereses sean valorados. Es un amor entregado que no espera nada a cambio y que encuentran la felicidad si su pareja está feliz aunque no haya correspondencia en este tipo de entrega. Muchas veces dejan de lado sus propios intereses, preocupaciones o deseos con tal de que la otra persona pueda hacer realidad los suyos. Esta entrega ilimitada es una de las características que define al amor romántico.

Tipo Amistoso

Esta manera es una de las más practicadas al principio de una relación. Quien ama así también pretende mantener esta forma de manera constante a medida que la relación avanza. Para estas personas es importante ir lento, poco a poco y siguiendo ciertos pasos. Empiezan siendo muy buenos amigos y, a medida que la confianza y la intimidad aumentan, acaban convirtiéndose en pareja. Estas personas no pueden tener una pareja sin considerarla antes un amigo o una amiga. A partir de ese punto comparten la confianza, el apoyo y sus confidencias.

Resultado de imagen de skydiving couple gif

Tipo Ludus

Para este tipo de amor lo más importante es compartir momentos de diversión y disfrutar lo máximo que se pueda el tiempo que existe. Hacer planes y aprovechar el ocio es vital para quienes aman de esta manera. No ven posible que una pareja sea aburrida o excesivamente tranquila. Buscan personas con las que compartir hobbies o deseos, esto es más prioritario que conectar emocionalmente.

Tipo Pragmático

Tal y como su palabra lo explica, para estas personas la pasión no es lo más importante. Se fijan en poder sentirse cómodxs, segurxs y tranquilxs. Todo lo que sea riesgo lo desechan y observan que la otra persona tenga también esta filosofía de vida y los mismos intereses culturales. Lo primero que parece es que este tipo de relación es aburrida pero no lo es: cultivan aficiones y una gran amistad. Lo que pasa es que no viven con excesiva intensidad.

Resultado de imagen de jealous couple gif

Tipo Obsesivo

Esta forma de amar es una de las menos sanas de la lista ya que se relaciona con la dependencia emocional. Se trata de personas que necesitan sentirse amadxs y que, por tanto, demandan atención y tiempo. En ocasiones su manera de ser busca —sin una intención negativa— acaparar a su pareja. A veces una relación puede mantenerse constantemente en este estado, algo que puede ser peligroso y a lo que es imprescindible poner atención.