Deja de decirle a tu pareja que ‘no tiene ni idea’ cuando estás con otra gente

Sabes de primera mano que ninguna relación es perfecta. Todas y cada una de ellas pasan por su peores y mejores momentos por diversos motivos. Hay situaciones que no se pueden controlar porque las personas también sufrimos nuestros altibajos personales y emocionales que, muchas veces, enfocamos erróneamente sobre nuestra pareja. El problema viene cuando esos 'difíciles' momentos se convierten en una dinámica de la que es complicado salir.

Hay parejas —muchas— que pasan por una situación complicada y su forma de actuar y enfrentarse a ella no es como debería. Es ahí cuando se dan las actitudes tóxicas que pueden acabar con la confianza y la estabilidad de una relación. Desde las peleas en casa hasta las discusiones delante de otras personas, pasando por las faltas de respeto y las descalificaciones. Comportamientos que no debemos tolerar y que debemos poner freno o solventar cuanto antes.

"Todos en algún momento de nuestra vida hemos podido ser tóxicos con nuestra pareja", explica el Director Clínico del Instituto, Psicólogo Clínico y Sexólogo del Instituto Madrid de Psicología, Héctor Galván. "Las actitudes tóxicas suelen surgir en personas conflictivas o con carencias, que tienden a proyectarlo en su pareja y hacerle responsable o, por el contrario, deciden tomar el rol de víctima", añade el experto.

Deja de decirle a tu pareja que no tiene ni idea cuando estáis con otra gente

En este sentido, Galván apunta que los motivos que originan las discusiones tienen que ver con varios factores que hacen que las peleas sean constantes día tras día. En multitud de ocasiones las discusiones empiezan por nimiedades o fruto de desacuerdos sobre cosas que, en realidad, no tienen tanta importancia y vienen dados por el problema de fondo: la falta de comunicación.

"La dificultad aparece cuando las malas actitudes se convierten en habituales y perduran en el tiempo, robándonos nuestra energía, ilusión y afectándonos emocionalmente", aclara el psicólogo. En general y según el especialista, suelen ser parejas que comparten aspectos comunes como son la baja autoestima y la dependencia, además, el problema se agrava cuando estas actitudes se realizan en público, convirtiéndose en más dolorosas y humillantes.

Deja de decirle a tu pareja que no tiene ni idea delante de otra gente

"Las faltas de respeto en toda relación de pareja no son buenas y hacen que la relación no sea sana. En la misma línea, cuando desvelamos información privada, corregimos a nuestra pareja o nos burlamos de ella delante de los demás, estamos menospreciándola. De esta forma, estaremos mermando la confianza y la armonía en la relación", asegura Galván.

Siempre hay un límite y se encuentra en nosotros mismos y en saber hasta dónde queremos tolerar ciertas actitudes: "Muchas veces por miedo a estar solos o por miedo a perder a esa persona no establecemos límites desde el principio, aún sabiendo que nos hace sufrir. Es decir, el principal límite es el amor a uno mismo, el quererse y valorarse buscando tu felicidad, ilusiones y deseos", sentencia el especialista.

Deja de decir a tu pareja que no tiene ni idea delante de otra gente

Si las actitudes tóxicas se prolongan en el tiempo viciarán la relación y pueden aparecer los chantajes emocionales, las mentiras, los celos desmedidos, la culpa y la falta de confianza: "También pueden surgir inseguridades personales, excesivo control, egocentrismo, comparaciones con otras personas y las manipulaciones psicológicas", afirma Galván. Sea cual sea el motivo que ha originado la discusión o un sinfín de ellas, habrá un miembro o ambos de la pareja que se sentirán infelices.

Otras actitudes tóxicas que podemos encontrar en este tipo de relación pueden ser: dominar a la otra persona, no responsabilizarse de sus acciones y culpar al otro, ver sólo lo negativo en la otra persona, subestimarlo o ser incapaz de reconocer sus éxitos, no dar importancia a sus problemas, volverse agresivo en momentos conflictivos, molestarse o enfadarse con el otro sin motivos, juzgar o criticar negativamente todo lo que hace.

Deja de decirle a tu pareja que no tiene ni idea delante de otra gente

A veces, esto puede desencadenar en problemas mayores y realmente graves. "Una relación donde prima la falta de respeto, desconfianza y la inseguridad puede acabar con conductas agresivas, tanto verbales como psicológicas. En el peor de los casos acaban siendo también posibles agresiones físicas, pudiendo surgir violencia de género", expone el psicólogo consultado.

Por todo ello, Héctor Galván aconseja acudir a terapia de pareja: "Cuando vivimos un tipo de relación de estas características suelen existir muchos problemas relacionados con la falta de comunicación, la resolución de problemas,  la toma de decisiones, u otros conflictos emocionales. Conseguir salir de una relación tóxica donde haya existido faltas de respeto, no es algo fácil pero tampoco es imposible. En este sentido, es primordial ser consciente de cuáles han sido las conductas inapropiadas, tomando la decisión y comprometiéndonos en el cambio".

Ahora ya lo sabes, si se ha cruzado la línea del respeto mutuo solo hay una manera de reconducir tu relación: mejorar vuestra comunicación.