Por qué no deberías abandonar los cumplidos hacia tu pareja

Menos críticas y más cumplidos harán que tu relación de pareja mejore 

Dicen que la confianza da asco y es muy habitual que uno con el tiempo se olvide de los cumplidos y elogios a su pareja y acabe solo acordándose de resaltar lo negativo y las críticas. No hay que ser muy avispado para darse cuenta de que esto no puede ser muy bueno, pero te vamos a exponer los motivos principales por los que deberías mantener los cumplidos y los elogios a tu pareja. 

No es difícil admitir que los elogios y cumplidos nos llenan de energía, como tampoco darse cuenta de que muchas veces la rutina y la apatía los acaba aniquilando. “Cariño, te has dejado el plato encima de la mesa”, y no te das cuenta la de veces que ha lavado el tuyo sin decírtelo, “cariño, te estás engordando” y ni te has fijado en el nuevo corte de pelo que tan bien le queda, “oye, últimamente estás comiendo mucho”, pero no te has dado cuenta que al mismo tiempo está yendo al gimnasio y se está poniendo en forma.

El psicólogo John Gottman ha escrito el libro Los siete principios para hacer que funcione el matrimonio después de décadas de investigación. Y según cuenta la web sobre psicología La mente es maravillosa, en las relaciones felices el ratio de cumplidos por críticas es de cinco a uno a favor de los primeros. ¿Cumples este ratio o te pasas el día criticando a tu pareja? Si la respuesta es negativa, más te vale revisarlo si quieres que la relación siga funcionando. 

El agradecimiento es uno de los mejores cumplidos que puede haber en una pareja. Aquel día que vino a recogerte al trabajo, esa cena que le ha quedado de rechupete, las horas escuchándote ante la mayor bajona laboral del año...Agradécelo y probablemente tu relación durará más y será mejor. Ni una pérdida, solo beneficios. No des por sentado los esfuerzos y gestos bonitos. 

Lo normal, lo habitual, es que tu pareja te guste o te atraiga físicamente o con suerte las dos. Pues está bien que tampoco des por hecho que ya lo sabe. Hay estudios como el de la Universidad Metodista del Sur en Dallas (Estados Unidos) que apuntan a que muchas mujeres que no se sienten cómodas cuando reciben cumplidos de extraños (consejo: no lo hagas), sí que valoran positivamente que sus parejas les digan que son atractivas e incluso lo consideran importante

El problema es que los piropos sobre el físico, “estás más bueno que el sushi”, “qué guapa estás hoy”, pierden gran parte de su valor si la pareja no valora también otras cosas, “no veas cómo me haces reír”, “eres muy inteligente”, “una idea tan buena solo la podías tener tú”, “me encanta la empatía que demuestras con tus compañerxs de trabajo…”. En fin, que no es tan difícil. Si tu pareja, además, tiene una baja autoestima, le ayudarás con tus cumplidos, aunque hay personas que tienen una necesidad patológica de que le reconozcan sus méritos y, si acabas haciéndolo por esa necesidad, pueden acabar cayendo elogios falsos o forzados. Así que sí, llena tu vida de pareja de elogios pero no te pases y que no sea por necesidad o exigencia de la otra persona.