Cómo cultivar tu sabiduría sexual

Los estudios muestran que cuantos más años pasen mejor sexo tendrás

Eres joven. Y tienes la sensación de que en estos momentos te encuentras en tu prime sexual: la época en la que tus hormonas actúan potentemente para mantener tu libido por las nubes, en la que tienes una libertad tremenda para experimentar y en la que te mueves en entornos en los que resulta bastante fácil que se den los encuentros sexuales. Sin embargo, y pese a esa imagen, en la que tu vida sexual se encuentra en lo más alto de una montaña y pronto empezará a rodar pendiente abajo inevitablemente, la ciencia tiene una opinión muy diferente: conforme transcurran los años tendrás un sexo más sabroso.

Más vivencias, mejor sexo

Como señalan desde la sección Lovelife de la BBC, son varias las investigaciones que han demostrado que cuanto más vive una persona, mejores experiencias sexuales tiene. "Un estudio de 2016, por ejemplo, con más de 6.000 personas adultas de los Estados Unidos, afirma que la edad tiene una relación positiva con la calidad de la vida sexual". Al contrario de lo que sueles pensar, tu vida sexual no tiene los días contados ni vive bajo el yugo de un inexorable tictac que tarde o temprano la deteriorará e incluso extinguirá. En realidad, y si haces las cosas bien, será cada vez más increíble. Año tras año. Década tras década.

En palabras de Miriam Forbes, investigadora de la Universidad Macquarie en Sydney y una de las coautoras del estudio, "con la experiencia de vida, puede que las personas conozcan mejor sus propias preferencias sexuales y los gustos y disgustos de sus parejas". Por eso decimos que, para que este fenómeno tenga lugar, debes hacer las cosas bien, porque hay personas que se pasan la vida entera sin escuchar su propio cuerpo y sus propios deseos, y mucho menos los de los demás. El sexo es como un vino gran reserva, pero hay que cuidarlo para que madure correctamente. El paso del tiempo en sí mismo afecta poco.

Prestar atención para dar

Pero ese autoconocimiento y esa escucha de la otra persona, o de las otras personas, no son las únicas claves a las que podemos achacar este fenómeno. También a un cambio de mentalidad. Según otro estudio de 2018, realizado en Israel, arrojó que los adultos de 60 a 91 años cambiaban su enfoque de 'lujuria a amor' y de 'recibir a dar' en sus relaciones sexuales con el tiempo". Esto último tiene una importancia crucial  puesto que cuando las dos personas prestan atención a la satisfacción del otro, el puzzle encaja solo. Mucho más que si cada parte está haciendo la guerra por su cuenta.

En ese sentido, la calidad del sexo depende en buena medida de la madurez psicológica y emocional. Y esta, a su vez, de las millones de experiencias que vas teniendo en tu vida. Por eso no puedes forzar la sabiduría sexual. Ni aunque tengas cientos de experiencias orgásmicas cada año. Por supuesto, poner el foco en las claves encontradas por la ciencia, como la autoexploración, la escucha activa o la orientación al placer de las parejas sexuales, te acercará mucho a ella. Tal y como resume Peggy Kleinplatz, investigadora sexual de la Universidad de Ottawa, "los grandes amantes se hacen, no nacen". Lo mejor está por llegar...