8 pasos para crear la foto perfecta de Tinder y asegurarte una cascada de 'match'

Cuando piensas que estás mostrando tu mejor cara, en realidad estás asustando al personal

Llevo años probando suerte en Tinder con nefasto resultado. He tenido citas, he conocido a gente pero, realmente, no recibo tantos matches como me gustaría. He llegado al punto de quemarme, pensar que realmente soy un cardo, que mi descripción es horrible, que tengo unos estándares demasiado altos y que seguro que algo hacía mal. Pero llegué a una conclusión: mis fotos son la antítesis de lo que los demás consideran atractivo.

Resultado de imagen de tinder gif

Según datos de las apps de ligue Tinder y Meetic, la foto ideal, esa que te asegure el match (no la cita, de eso se encarga tu personalidad, otro punto en el que fallo y que da para otro artículo), tiene siempre ocho características.

1. Tú solo

Fotos sin amigos. Obligatorio. Queda raro y muchas personas (un 68%, según Meetic) no se fían de alguien que sale con mucha gente. ¿Qué quiere demostrar? ¿Que es muy social? ¿Que tiene muchos amigos? ¿Quiere camuflar que es feo y por eso pone esa foto, porque sale bien y no tiene otras donde elegir? Evita estas fotos porque la gente se hace muchas preguntas y si no acaban de decidir si darte a sí o a no, una foto grupal puede inclinar la balanza en tu contra.

2. Sin mascotas

We Heart It

Sí, sin mascotas. Un 10% de usuarios en apps de ligue tiene fotos con animalitos. Pues, según las apps, aquellos que salen con sus animales tienen menos probabilidades de conseguir el match (aunque, quizá, es probable que si a esa persona no le gustan los animales tampoco quieras hacer match).

3. De cuerpo entero

Según el 85% de usuarios, una foto de cuerpo es mucho mejor que fotos solo de cara. Gracias a una perspectiva completa de tu cuerpo se hacen más a la idea de cómo eres y tienen más argumentos para darte match. Que los complejos no te cieguen: tu cuerpo, por mucho que tú puedas creer que es feo, para muchos es un cuerpo normal e incluso atractivo.

4. Sonriendo y mirando a cámara

Contagiando felicidad, irradiando alegría. Eso es lo que gusta a la gente. Muestra transparencia, simpatía y proximidad. Además, aunque tu posible match sea un hater y un melancólico que odia las citas motivacionales y todo lo que huela a industria de la felicidad, tampoco juega en tu contra porque inspira confianza y creerá que eres buena persona.

5. Sin gafas de sol, gorras o cosas que cubran tu rostro

Por el mismo motivo que antes: necesitan ver tus ojos y tu alegría para sentirse seguros y próximos. Las gafas de sol, por muy guapo que salgas, son un freno porque generan desconfianza. Las gorras y sombreros, lo mismo, dibujan sombras en tu rostro y te tapan el pelo, da la sensación de que ocultas algo. Piensa esto: aunque tú te conozcas, ellos no saben cómo eres, y tú quizá te ves natural con las gafas o el gorro, pero es información que al otro le falta y que no se hace a la idea de cómo son tus rasgos.

6. Fotos de verano y primavera

La mayoría de síes se dan a fotos con luces veraniegas y primaverales. Son fotos más positivas, llenas de vida que, de nuevo, contagian alegría. Eso sí, no subas las fotos de vacaciones en Cancún porque huele a postureo a kilómetros.

7. Hobbies, sí, pero no mucho

Tinder

Poner una foto de tu hobby permite a los usuarios ver más de tu personalidad, lo cual es positivo. Pero que nunca sea tu foto principal, porque entonces se interpreta como postureo. Ah, y no subas mil fotos de todos tus múltiples aficiones porque acaba dando pereza al resto de usuarios.

8. Colores vivos

Finalmente, el último consejo que da Meetic es poner fotos con colores vivos. La mayoría de tonos de las fotos son neutros y apagados. Una foto muy viva llama la atención y despertará un interés inconsciente en los usuarios. Así que ya sabes, repasa bien tu perfil y mira bien tus fotos. Seguro que estás cometiendo más de un error.