7 preguntas que deberías hacerte si te gusta alguien de tu trabajo

Un romance en la oficina puede tener ventajas e inconvenientes, pero si te lanzas, tienes que tenerlo claro

Esas miraditas por encima del ordenador, los encuentros en el ascensor que te dejan todo el día cachondx o los mensajes subliminales en las reuniones semanales del equipo. Un romance en la oficina puede ser la adrenalina que necesitas para ir a trabajar cada día, pero también puede convertirse en una forma innecesaria de desconcentrarte o en una pesadilla si no le pones freno a tiempo. Como todo, tiene ventajas e inconvenientes y hacerte estas siete preguntas antes de dar cualquier paso en firme te puede ayudar a ahorrarte muchos problemas.

¿Salimos o pasamos?

Depende. Si quieres solo pasar un buen rato, primero intenta sacarte las ganas con un Tinder, recomienda la psicóloga Amy Nicole Baker en un TED Talk. Ahora, si ves que hay algo que realmente vale la pena, si ves en esa persona un atractivo que hacía mucho tiempo que no te encontrabas, entonces deberías planteártelo en serio. No por el simple hecho de trabajar codo con codo, deberías descartar una pareja con potencial real. Imagínate que Brangelina nunca hubieran dado el paso.

Resultado de imagen de brangelina gif

¿Y si es mi jefe?

Es muy difícil justificar que puedas entrar en dinámicas de poder. Aunque a veces nos cuesta ser tajantes, la respuesta es no. "Las relaciones entre un jefe y un subordinado generan muchos sentimientos negativos que normalmente perjudican a la persona que está en el rango inferior", explica Baker. Tener una relación con tu superior puede ser perjudicial para tu carrera: en un estudio en Estados Unidos, responsables de Recursos Humanos de empresas descartaron a candidatos a un ascenso o formación extra solo por el hecho de que se habían liado con sus jefes, incluso teniendo el perfil idéntico al de otros trabajadores.

¿Y si yo soy su jefe?

Otra vez, no. La dinámica de poder otra vez va en contra de una relación sana y de confianza. Al final, una de las dos tendría que cambiar de trabajo y probablemente sería la que tiene menos sueldo, por lo cual podríais acabar dentro de un espiral de reproches.

Mad Men

¿Una relación en la oficina?

Empezar una relación con alguien de tu rango o incluso de otro departamento es relativamente habitual, pero una vez empezada la relación, también deberías hacerte preguntas para que no os perjudique. Lo primero es el clásico cotilleo. Cuando os vean llegando juntos o comiendo a la vez o, simplemente, acercándoos más de lo habitual, todo el mundo se va a empezar a hacer preguntas. Lo primero es no esconderlo, ¿por qué lo haríais? Además, desde fuera, las parejas se ven como una unidad, algo que puede acabar jugando en vuestra contra. "Dejad claro a vuestros compañeros os queréis pero que podéis estar en desacuerdo", apunta Baker.

¿Por qué surge el amor en el trabajo?

Primero, porque solemos sentir atracción por la gente a medida que pasamos más tiempo con ellos. Pero también hay otro factor, en trabajos donde es importante la colaboración entre colegas, es más fácil que surja el amor. Imagina que tenéis un proyecto que entregar, trabajáis hasta tardísimo y tenéis que pensar rápido. En esas situaciones, todos estamos más sensibles y si una persona que nos gusta nos sorprende con una idea brillante, nos acaba de enamorar. Es normal y hasta tiene nombre: es la teoría de la interdependencia, cuando la calidad de vuestros trabajos depende mutuamente del de la persona que tiene en frente.

Además, está claro que si trabajáis en el mismo equipo, algo en común tenéis. Incluso hay profesiones que impulsan el sentimiento típico de "los demás no nos entienden".

¿Y si ligan dos colegas?

La ciencia dice que el tonteo es bueno y que aumenta la creatividad, pero todo cambia si estás en medio de una pareja que empieza a ligar. Es normal que te dé cierto fastidio, que te sientas fuera de juego. De hecho, está probado que cuando eres testiguo del tonteo constantemente, te sientes peor con la empresa y menos valorado. Esto es aún peor para las mujeres. 

Resultado de imagen de love triangle gif

¿Necesitamos normas?

Cada vez hay más empresas con normativas contra el acoso o para favorecer la igualdad, ¿necesitamos también regular las relaciones? No es lo mismo. A veces nos gustaría tener una guía para todo, pero la conexión emocional y la sexualidad es exactamente lo que somos nosotros. Sobre todo, necesitamos respetar a nuestros compañeros por lo que son y no por sus apariencias o sus relaciones.