5 indicios muy claros de que estáis deseando ser pareja

Cuando conoces a alguien y empezáis a pasar tiempo juntxs te nacen las preguntas: ¿Somos amigxs? ¿Nos estamos convirtiendo en novixs? ¿Esto es solo sexo? A veces, todo indica que estáis a punto de formalizar una relación

Que si amigxs, que si follamigxs, que si pareja… Hace algunos meses que tu entorno no para de verte con la misma persona y empiezan a nacer las preguntas. Hay una de ellas que sobresale porque es la que más se repite: ¿qué sois? o ¿ya estáis juntos? Tú no sabes qué responder porque tampoco tienes claro qué hay entre vosotrxs. Las relaciones, a medida que van creciendo o evolucionando, se llenan de etiquetas y en muchas ocasiones necesitamos saber en cuál se clasifica la nuestra para no caer en confusiones. Quizás tú estás pensando que lo vuestro es una simple amistad o que estáis de rollo y fluyendo pero hay unas señales, como explican desde Psiloveyou, que demuestran que lo vuestro es más bien una relación.

Te piensas los mensajes

¿Sabes ese momento en el que haces una captura a una conversación que estás teniendo con esa persona que te gusta y se la mandas a tus amigxs para ver qué opinan del significado? Pues esto puede ser una de las primeras señales. Si se tratara de alguien que no te importa mucho o alguien con el que estás de rollo no prestarías excesiva importancia a esto. Suele pasar mucho con las conversaciones de chat, piensas sin parar en qué poner o en cómo se tomará la otra persona que le pongas tal o cual emoji. Además hay algo claro que os encamina a una relación: las conversaciones no son diálogos de dos o tres frases, os pegáis bastante rato (a veces horas) hablando sin parar, como si los temas nunca se acabaran.

No sabes si mostrarte como eres

Una de las partes más bonitas dentro de una relación es esa especie de ‘alivio’ que sientes al mostrarte transparente. No tienes que comportarte de una manera diferente porque la otra persona ya te acepta con todos tus pros y tus contras. Es más, esto es muy necesario en una relación, tienes que tener la libertad de sentirte cómodx y de comportarte como te nazca. Además debes sentir la libertad de expresar tus emociones o las cosas que no te gustan. Cuando entre dos personas esto ya es así es otra de las señales que indica que o bien ya sois pareja o estáis a punto de serlo. Ahora bien: no debes confundirte, esto puede existir y que simplemente se trate de una relación casual madura. Por ello es necesaria la comunicación si tienes alguna duda.

Hablar sobre qué sois

Justamente a esto nos referíamos con el punto anterior, ¿sabes ese temido momento en el que parece que algunx de lxs dos va a soltar la pregunta ‘qué somos’? A ti te ronda en la mente pero no sabes si es buen momento. Lo mismo le puede ocurrir a la otra persona y ambxs estáis evitando ese instante. A veces, cuando ninguna de las personas se atreve a dar este paso, lo que se hace es que se intenta abordarlo con sarcasmo o indirectas, pero siempre por encima, sin mucha seriedad. Es importante saber que si la otra persona tiene intención de, en un futuro, ser tu pareja, no tendrá miedo de hablar de este tema.

Ambxs tirando

Suele existir un momento definitivo en cualquier relación, ya sea platónica o romántica, en el que una de las dos personas se da cuenta de que ha hecho mucho más para avanzar en la relación que la otra. De hecho, podrías darte cuenta de que no solo eres esta persona, sino que sientes que estás arrastrando a tu pareja detrás de ti. Como si fuera tú la que está haciendo todo para que el vinculo entre ambxs evolucione. La relación avanzará si las dos personas desean que avance. Si en algún punto te has cuestionado si estás tirando tú de ambxs pero en otro momento ha sido la otra persona también la que ha expresado esto mismo, está claro que lo que buscáis es algo más serio.

Montaña rusa de emociones

“Hay un consejo común sobre relaciones que dice que debe encontrar una relación que se adhiera a la regla 80/20. El 80% ocupa todo lo que te gusta de esa persona y el 20% lo que no te gusta de esa persona, ya que la realidad es que nunca nos gustará una persona al 100%. Si existe ese 80/20 está claro que estáis empezando una relación, porque también debemos aceptar las cosas que no nos gustan de esa persona”, así lo explican los expertos. Ahora bien, si un día te encanta todo de esa persona y te hace sentir genial y amadx pero al otro estás en un pozo de tristeza, quizás no está muy claro que estéis yendo hacia una relación. En una relación sana cada unx debe ocuparse de la felicidad propia, porque cuando ambas alegrías y objetivos se alinean, estaréis siendo compañerxs, es decir, dos personas que caminan juntas sin perder la individualidad ni la compañía.

CN