12 trucos para arruinar una cita en 5 segundos

De la inmensa sabiduría colectiva de Internet recopilamos 13 trucos infalibles para conseguir que tu cita termine al momento. Y que no quieran volver a verte en la vida.

¿Alguna vez te has visto atrapado en una cita horrible de la que no sabías cómo salir? ¿Te has encontrado con alguien que parecía no entender las indirectas (ni las directas) en las que le dejabas claro que aquello no estaba fluyendo? No pasa nada, con esta selección de 13 trucos  que dejaron los usuarios de Reddit para arruinar una cita no tendrás que preocuparte de alargar tu sufrimiento ni un momento más. Y puedes poner la mano en el fuego porque nunca jamás te volverán a llamar.



 

1. “Si estás buscando ideas: una vez un un tipo se acercó mucho a mí, se agacho y empezó a oler muy fuerte un mechón de mi pelo en los primeros minutos de nuestra primera cita. Me fui al momento”. Pocas cosas más creepys que esto. Éxito asegurado.


 

2. “Si la cosa se pone fea, no te lo pienses. Dile que ves claro que es el amor de tu vida y pídele matrimonio”. El único riesgo de esta jugada es que la otra persona esté fatal de lo suyo y te diga que sí. En ese caso puedes huir por la ventana del baño o fingir tu propia muerte.




 

3. “Interrumpe de forma muy maleducada para preguntar, ‘Entonces, ¿cuánto dices que ganas?’”. Este truco tiene dos virtudes: la primera es que lo más probable es que automáticamente la persona que tienes enfrente piense que eres un ser interesado y horrible y quiera marcharse de allí lo antes posible. La segunda es que puede tratarse de una persona realmente interesada que te responda “Eso mismo te iba a preguntar yo a ti’, entonces puedes explicarle que vives en la más absoluta miseria y puede que ella sea la que huya por el baño o finja su propia muerte.


 

4. “Hola. Wow, eres clavaditx a mi ex”. La frase revientacitas por excelencia. No hay persona sobre la faz de la tierra que no odie que le comparen con el ex de su cita. Es la jugada de torpes y resentidos por excelencia. Un clásico que nunca falla.

5. “Me recuerdas a mi abuelo, siempre tuvimos una relación muy especial”. Si crees que hay que jugar duro puedes optar por esta opción, que es algo así como la anterior pero hasta arriba de esteroides. Saldrá corriendo, eso seguro.


 

6. “Comer como cuando como sin que nadie me esté mirando”. Pocas cosas más asquerosas que mirar a alguien que es asqueroso comiendo. No tienes que esforzarte mucho, solo dejarte llevar. 


 

7. “Cógele el móvil, empieza a mirar sus redes sociales y empieza a señalarle qué cosas te gustan y qué cosas no”. Esta maniobra magistral no solo sobrepasa los límites de la intimidad, también la ley básica de “no des opiniones que no te han pedido, sobre todo a desconocidos”. Solo de imaginar la escena dan ganas de mirar a otro lado de la vergüenza ajena. Te odiará al momento.



 

8. “Aplaude y silba cuando llegue la comida”. Esto es incluso peor que la gente que aplaude cuando aterriza el avión. A nadie le gusta que le pongan en evidencia en un restaurante. Si te entregas lo suficiente podrás conseguir, no solo acabar con la cita en un tiempo récord, sino quedarte solo en el restaurante y poder papearte by yourself toda la comida. Un win win.


 

9. “Busca una vía rápida para llevar la conversación a la segunda Guerra Mundial y habla sin parar de la batalla de Stalingrado. Cuando veas la desesperación en la mirada, sigue con la chapa”. Esto no necesita de más aclaraciones, simplemente con leerlo ya sabes que va a funcionar.



 

10. “Tírale agua a la cara y di, ‘Perdona, pensaba que tenías sed’”. Es arriesgado porque puedes llevarte un puñetazo (muy justificado) en toda la cara, pero puede que sea la más rápida de todas las apuestas. Si se trata de un caso de emergencia puede ser tu salvación.


 

11. “Cagarme encima y echarle la culpa a mi cita”. No hay más comentarios, señoría.





12. “Sé tú mismo”. Es triste, pero probablemente funcione  🙃