Estos son los tres pilares de la flexibilidad psicológica

Habilidades gracias a las cuales lidiarás mejor con la ansiedad, el estrés y la depresión

Unos años atrás, el psicólogo estadounidense Steven C. Hayes lideró una investigación destinada a localizar el ingrediente que hace que las terapias psicológicas funcionen menos o más. El resultado, como él mismo expresa en una publicación para Psychology Today, fue que "la vía de cambio más común es la flexibilidad psicológica". Es decir, que cuanta más tengas, mayor será tu habilidad para "lidiar con la ansiedad, la depresión o cualquier otro tipo de angustia mental de manera efectiva". O deberíamos decir habilidades en plural.

Una mirada al pensamiento

Porque la flexibilidad psicológica se desmenuza en tres pilares fundamentales. El primero de ellos es la conciencia. "Esto significa darse cuenta de lo que sucede en el momento presente: ¿qué pensamientos aparecen? ¿qué sentimientos? ¿y qué otras sensaciones puedes notar en tu cuerpo? También significa percibir cosas desde una parte más espiritual de ti o percibir el sentido de ti mismx". Además, ese grado de conciencia también determina qué tan bien puedes concentrarte en identificar la solución a determinadas situaciones.

Luego está la apertura. En palabras de Hayes, "esto significa permitir pensamientos difíciles y sentimientos dolorosos, exactamente como son, sin que necesariamente tengan que cambiar de ninguna manera o forma antes de que puedas avanzar hacia el tipo de vida que deseas vivir". Una habilidad difícil de obtener. Al fin y al cabo, en situaciones de ansiedad, tristeza o dolor lo único que deseas en el mundo es deshacerte de esas sensaciones de inmediato. Aceptarlas crudas, sin juzgarlas, es todo un desafío. Pero se puede trabajar también.

Saber qué quieres alcanzar

Por último está el compromiso valorado, que "implica estar en contacto con tus metas, objetivos que deseas alcanzar o lograr, y tus valores, esas cualidades personales que eliges manifestar y por las que te guías, independientemente de un resultado específico". Cuanto más compromiso valorado tengas, cuanto más provengan de ti tus responsabilidades y no de una imposición externa, mayor flexibilidad psicológica tendrás, lo que te permitirá transitar las clásicas movidas de mierda de la vida con bastante más entereza. Seguro que te viene bien.

¿Te sientes muy alejado de estas cualidades? Lógicamente hay una predisposición personal hacia ellas. Algunas personas las llevan de serie, mientras que otras tienen que buscarlas. Como recuerda este psicólogo, "al igual que cualquier otra habilidad, cuanto más practiques la flexibilidad psicológica, mejor lo harás". De momento, ser consciente de sus ingredientes te pone en la buena dirección: vivir desde una mayor consciencia, con apertura hacia tus emociones y responsabilizándote de tus vainas. Esa es la receta.