Los tipos más comunes de narcisistas y cómo sobrevivir a sus manipulaciones

Resulta crucial saber detectarlos para poder evitar las formas que tienen de manipulación o sus comportamientos tóxicos que pueden contagiarte o confundirte

Tú, yo y cualquiera a tu alrededor están puestos allí para su servicio. Así es como piensan las personas narcisistas y son más (y de más tipos) de los que podrías imaginar. Desde aquellxs que intentan ocultarlo a aquellos que se jactan de serlo, los narcisistas siempre intentarán manipularte para obtener la preciada atención que necesitan de ti, aunque eso suponga dañarte o llenar tu vida de su tóxica influencia. Es por ello que resulta crucial aprender no solo a detectarlos (eso a veces no requiere ningún esfuerzo) si no conocer qué tipos de estrategias utilizan cada uno de ellos y cómo neutralizarlas para no acabar convirtiendo tu autoestima en un planeta satélite de su insoportable gravedad.

Resultado de imagen de narcissist gif

En un interesante artículo de la revista Médium han elaborado una lista de los tipos más frecuentes de narcisista que puedes encontrarte y la mejor manera de lidiar con ellos sin contagiarte con su toxicidad. No es que sea una Biblia que tenga que seguirse al pie de la letra, pero sí que podría ayudarte a evitar más de un problema en tu vida personal o laboral. Pero, antes que nada, deberías recordar que el principal problema de un narcisista es la tendencia a pensar grandiosamente sobre sí mismo, hasta el punto de perder el respeto y la compasión por los demás. La persona narcisista es peligrosa.

El encubierto

Se dice que las personas narcisistas muestran sin filtros su pretendida grandiosidad pero no todos son tan abiertos con esta forma de ser. y algunos prefieren ocultarla. El que está encubierto domina de forma silenciosa su superioridad sobre los demás, moviéndose desde una distancia que le permite juzgar al resto. Sin embargo, cuando te acerques verás que su intento por parecer humilde no está tan encubierto como ellxs creen.

Imagen relacionada

El sexual

Esta es una de las formas más peligrosas de narcisista. Es un maestro de la manipulación y utiliza la explotación física y emocional para alimentar sus propios deseos sexuales y, por tanto, la validación de su ego. Este tipo de narcisista se define por la desigualdad con la que construye sus relaciones.

El abierto

Es el tipo contrario del narcisista encubierto. Es una persona a la que le encanta presumir de su "superioridad" sobre los demás de forma abierta y pública, sin ningún pudor. Es el clásico perfil que pensamos cuando escuchamos el término narcisista y es una de las maneras más fáciles a la hora de detectarlos. Su manipulación es excesiva y descarada. A este tipo no hace falta ni acercarse para verlo venir.

Resultado de imagen de narcissist gif

El circunstancial

No todos los narcisistas lo son desde siempre. Es más, algunos desarrollan este tipo de personalidad después de cierto nivel de aclamación o reconocimiento público. Puede ser que hayan sido personas compasivas o afectuosas y que luego sientan que en el ámbito profesional pueden mostrar su ego sobre el resto.

El pasivo-agresivo

Este último tipo de narcisistas tienen la tendencia pasivo-agresiva para obtener la validación y el control que necesitan para conseguir sus objetivos. Su comportamiento puede ser hostil, puede estancarse o poner excusas. Tiene pleno control en el sabotaje 'oculto' y es uno de los perfiles más peligrosos porque juegan a utilizar la culpabilidad.

Para que los efectos de este tipo de personas no te afecten no es tan complicado. En primer lugar debes aprender a detectarlos y comprenderlos. Quizás este tipo de personas no tengan una maldad intencionada, simplemente se trata de un rasgo de su personalidad que es negativo. Debes entender que no puedes cambiarlos y que, sobre todo, no es tu responsabilidad a pesar de que se trate de alguien a quien quieres. Si eres una persona bastante influenciable debes prestar atención a los roles, a los que tomas de forma natural frente a alguien narcisista.

Para alguien que es así la única persona que importa son ellxs mismxs. Las emociones, las necesidades y los deseos de quienes los rodean no son más que un inconveniente. Intenta poner tus propios límites si ves que se están aprovechando de ti o sientes que no te tratan como te mereces.