Estos son los sueños más recurrentes durante el confinamiento

El miedo, la preocupación y la dificultad para dormir son algunos de los ingredientes que hacen que la mayoría tengamos las mismas imágenes a la hora de entrar en la fase REM

Un fuego en forma de hoguera aparece en el horizonte. Es inmenso. Cuanto más lo miras, más cerca parece estar. Si sigues observándolo tu retina empezará a  desintegrarse. Te arde la mirada pero no puedes despegar los ojos de su luz incandescente. Piensa que solo escapando podrás alejarte. Empiezas a correr sin parar. Estás asustadx, no quieres que te atrape pero está tocándote los talones... Tal y como sucede en las películas, te despiertas de repente, como con susto. Era una pesadilla. Otra vez. Otro sueño agobiante. El confinamiento por la pandemia del coronavirus ha confirmado que muchos tenemos dificultad para quedarnos dormidxs. Pero no solo esto, en este primer mes en cuarentena se ha revelado, además, que la primera ola de sueños relacionados con la crisis pandémica va en aumento: el miedo y la ansiedad son algunos de los sentimientos que hacen que aparezcan esta clase de pesadillas, así lo explican desde Psychology Today.

El miedo por unx mismx, por la familia, por los amigos o por el resto mundo, sumado a la incertidumbre de cómo y cuándo acabará todo esto, son algunos de los motivos que nos generan inestabilidad emocional. Ahora la 'amenaza' no solo está cuando estamos despiertxs, sino también a la hora de irnos a dormir. Algunos de los sueños que más se recuerdan, en cambio, muestran destellos de esperanza y positividad para el futuro pero es más extraño que aparezcan. En una encuesta que han realizado desde la misma web se presentan cuáles son los sueños más recurrentes en este tiempo de confinamiento. Aquí presentamos varios de ellos, ¿coincides con alguno?

Tener la enfermedad

Dentro de este grupo de personas que sueñan con contagiarse, la mayoría supera los 50 años. Algunos de estos sueños presentan situaciones como hacerse la prueba, el distanciamiento social, el aislamiento o miedo a infectar a otras personas. Quienes han tenido este sueño explican que a veces se ven muriendo en soledad o que se despiertan con la sensación de que se han contagiado. Personas más jóvenes que han soñado con ello se observan escapando para no contagiarse.

Que otros tengan la enfermedad

Por lo general quienes sueñan que sus familiares se contagian experimentan la frustración y la tristeza de estar separadxs de sus seres queridos. En esta parte la mayoría de personas que tienen estos sueños son de edades más jóvenes. Algunos han soñado que sus mejores amigxs contraían la enfermedad y no podían acercarse a ellxs. Otra persona explica que en su sueño vio morir a su familia a través de una ventana y uno de los más frecuentes es soñar que has perdido a tus familiares y estás buscándolos por todas partes.

No poder respirar

Este es uno de los síntomas más aterradores del virus. Las dificultades para respirar se encuentran comúnmente en los terrores nocturnos y la parálisis del sueño. Hay quienes sueñan que se despiertan y no pueden respirar. Otras personas sueñan que sus pulmones están taponados. A otras personas les sucede justo antes de caer en el sueño profundo, empiezan a agobiarse pensando que quizás no pueden respirar y esta sensación se traduce posteriormente en una pesadilla.

Perder el trabajo

La ansiedad relacionada con la inestabilidad económica causada por la pandemia se manifiesta claramente en los sueños de las personas. Este tema puede crecer a medida que pasa el tiempo. Hay quienes sueñan que nunca han tenido el trabajo que tienen o hay quienes se ven en pesadillas durmiendo en las calles o perdiéndolo todo a causa de no tener empleo. Otras personas experimentan que sus parejas o familiares han perdido todo por perder su empleo y se agobian por no poder ayudar.

Apocalipsis

El fin del mundo es un tema recurrente en muchas tradiciones religiosas. Los sueños son muy sensibles a los sentimientos o a la creencia de que el mundo se está fragmentando, que se está rompiendo o entrando en el caos. Esta sensación ocurre sobre todo cuando tenemos tan pocas certezas sobre lo que ha ocurrido o lo que pasará. Recordar estos sueños es más complicado pero hay quienes sueñan que las montañas se desmoronan, que el virus se propaga sin control alguno, que hay cuerpos apilados en las calles... Otras personas sueñan con que salen a combatir con enemigos, otros cuentan que el mundo se acaba e intentan avisar a sus seres queridos y no lo consiguen. Suelen ser sueños muy agobiantes y desesperanzadores.

Vida normal

Puede resultar difícil imaginar que la vida volverá a sentirse tranquila y normal. Algunos sueños están mirando a través de la oscuridad del presente para visualizar mejores posibilidades en el futuro. Es más, casi siempre son los sueños que más se recuerdan. Nos vemos viajando por el mundo, nos observamos volviendo a la vida normal o soñamos con situaciones que presentan que el virus jamás ha ocurrido. Hay personas que también sueñan mucho con recuerdos o personas del pasado. Esto no es extraño porque el tiempo en soledad o en un mismo espacio recurrente hace que nuestro subconsciente se alimente de otras fuentes que ya tenemos guardadas.