Los secretos que todos tenemos pero nadie se atreve a compartir

Hay ciertas historias o experiencias sumamente personales que las personas no quieren que sepa ni siquiera su entorno de mayor confianza

Lo más normal en el universo de los secretos es que se compartan únicamente con personas en las que confiamos. Es más, cuando alguien nos cuenta un secreto sabemos que formamos parte de su círculo de confianza y eso genera complicidad. Desde la infancia se aprende la importancia y el valor que tiene un secreto. Muchas veces lxs niñxs generan vínculos y lazos solo entendiendo que existe el conocimiento de un secreto compartido. Tener un secreto que no eres capaz de compartir con nadie puede generar un peso real, sobre todo cuando se trata de una experiencia que sabes que puede herir a otra persona o que puede mostrar un lado de ti que no quieres que se conozca.

Una de las peores cosas que puede suceder cuando ocultamos un secreto es que podríamos llegar a obsesionarnos con su carga. Si el secreto que guardas puede afectar, por ejemplo, a una relación sentimental, la obsesión que te genera ocultarlo puede hacer que, poco a poco, te empieces a distanciar emocionalmente de la pareja. Revelar los secretos muchas veces puede aliviar su carga, pero cada persona debe valorar cuáles serán las consecuencias de dejar de tenerlo para sí, así lo afirma el estudio llamado Las cargas físicas del secreto, realizado en el año 2017, en el cual se desarrolló una lista de 38 tipos de secretos que la gente tiende a guardar. Los mismos se unificaron en estos diez tipos, que explican desde Psychology Today.

Fuera de la pareja

Este tipo de secreto está relacionado con pensar en otras personas que no son tu pareja de forma romántica. Como querer saber cómo sería tener una relación sentimental con esa persona que no es con la que estás actualmente.

Actividad sexual

En este apartado entra todo lo que tiene que ver con pornografía, masturbación, fetiches o fantasías. Este tipo de secretos generan, en ocasiones, culpabilidad o vergüenza y se ocultan de forma muy común.

Mentiras

Haber hablado de una mentira de cualquier tema, muchos más de los que aparecerán en esta lista. Cualquier tipo de engaño que puede ser descubierto genera intranquilidad y el hecho de revelarlo nos agobia.

Deseos románticos

Esto sucede, a diferencia del primer punto, cuando no tienes pareja. Deseas a alguien, por ejemplo, alguien con quien compartes trabajo o la pareja de alguien que conoces. También tiene relación con el enamoramiento.

Violar la confianza

Esto hace referencia a si en alguna ocasión rompiste la confianza con alguien importante de tu vida, por ejemplo, contar sus secretos a otras personas, indagar en las redes sociales de alguien, coger algo sin pedirlo prestado…

Robos

Esto es tal cual lo que piensas: si alguna vez has robado, es probable que no se lo vayas a contar a nadie a no ser que sea un hecho anecdótico ocurrido durante la infancia.

Infidelidad emocional

En este caso se hace referencia a involucrarte emocionalmente con alguien que no es tu pareja, coquetear con alguien que no sea tu pareja o desarrollar una amistad íntima con una pareja romántica potencial

Ambición o meta

En este caso es tener una meta u objetivo secreto: ir hacia algo que nadie conoce, buscar una relación que no quieres decir cómo es, ir a por el trabajo de alguien de confianza…

Familiar

Esto puede ir desde tener miembros en tu familia que nadie conoce o de los que jamás has hablado hasta alguna persona que tenga algún tipo de enfermedad que ocultas. También hace referencia a experiencias dentro de la familia que no eres capaz de compartir como situaciones de maltrato o abuso tanto a unx mismx como a otrxs miembros de la familia.

Asunto financiero

Todo lo relacionado con el dinero cabe aquí: cuentas bancarias ocultas, impagos e incluso herencias.

La mejor manera para lidiar con un secreto puede ser revelarlo. Ahora bien, si no quieres compartirlo con nadie estás en tu derecho. En ese caso lo ideal es poner en práctica la atención plena para enfocarte en el presente y que los secretos no se lleven tu atención hasta obsesionarte con ellos.

 

CN