Si no sabes qué hacer con tu vida hazte estas preguntas

Una de ellas es tan simple y poderosa como: “¿Qué harías si fueras millonario?”

No es raro que a veces no sepamos qué hacer con nuestras vidas cuando no siempre podemos trabajar de lo nuestro, cuando todo se transforma muy a menudo o cuando es difícil cumplir con las expectativas que nos metieron de pequeños en la cabeza. Muchos estamos a años luz de tener piso propio, pareja estable o un trabajo a largo plazo que un día nos permita tener hijos guapos a lo Shutterstock, y eso hace que a veces no sepamos por dónde tirar. Si te has cansado de sentirte perdido y lo que crees que necesitas es un cambio, puedes hacerte 5 preguntas que, según contó a la revista Business Insider la coach de Estados Unidos Allison Task, te ayudarán a dar el siguiente paso sin dudas ni vértigo. Es hora de demostrarte que eres más que capaz de coger las riendas de tu vida.

¿De qué tienes celos?

Los celos pueden ser muy tóxicos, pero si los interpretas bien pueden ordenar esa disparidad de pensamientos que a veces no te dejan pensar. “Identificar a las personas y aspectos laborales o personales de los que se está celoso, puede ayudar a determinar los componentes específicos del trabajo o de la vida que se desea”, indicó Task al hablar de una especie de espejo que te hará entender que, en verdad, no eres un ser terrible por envidiar a tu amigo con un trabajo cool, sino que tú también mereces un empleo fijo y si hay futbolines o salas para hacer la siesta, pues muchísimo mejor.

¿Cuáles son tus referentes?

¿Te inspira el sentido de la justicia del Joker? ¿La valentía de la protagonista de la película ‘Una joven prometedora’? ¿O el atrevimiento de Samantha Hudson en la última gala de los Goya? Responder a tres preguntas como estas no es ninguna tontería. Para Task, “identificar qué gusta de los modelos a seguir y cuales son sus hilos comunes, puede ayudar a identificar los valores fundamentales. Y los valores siempre forman parte de la pasión”, son parte de lo que te hace sentir más vivo y, por tanto, haces mejor.

¿Qué hobbies dejaste?

Piensa en una afición que dejaste siendo veinteañero, como hacer fotos a los baños públicos más sucios de tu ciudad, e intenta recuperarla. Tus antiguas pasiones no solo hablan de ti, también determinan, igual que los celos, qué quieres hacer con tu vida, según dijo la coach Task al recordar la importancia de adaptar estos hobbies a las necesidades actuales. ¿Qué tal pasar de retratar ambientes pestilentes a hacer un curso de fotografía digital y edición?

¿Cuál es uno de los mejores días de tu vida?

Ahora, recupera el recuerdo de un buen día rutinario. Es decir, no pienses en cumpleaños felices o fiestas llenas de desfase, sino en el día en el que por fin te diste cuenta de que estabas mucho mejor sola que con tu ex o cuando tu perro empezó a dormir contigo. Sí, son cosas muy simples y cotidianas, pero para Task es otro truco esencial para seguir profundizando en lo que te mueve y te apasiona.

¿Qué harías con dos millones?

Si fueras millonario de golpe, ¿montarías un medio de comunicación para jóvenes? O, ¿vivirías como un nómada viajando de un país a otro? Sea la respuesta que sea, te gustará saber que, como añadió la coach Task, “estas cuestiones clave ayudan a saber hacia dónde dirigirse”, qué objetivos debes marcarte o qué pasos debes dar para catapultarte al futuro que quieres. No podemos decirte que lo conseguirás al 100%, pero sí que, como mínimo, te acercarás si no dejas de intentarlo.