Tus pies podrían desvelar algunos secretos de tu personalidad

Este test anatómico te ayudará a confrontar algunas de las ideas que tienes de ti mismx a través de tus pies

Tu personalidad es el resultado de una combinación de factores neurológicos, hormonales y experienciales, los cuales interactúan unos con otros para conformar una manera única de percibir, digerir y responder a la realidad. De ahí que cualquier test psicológico sencillo que trate de definirla de manera inequívoca está condenado al fracaso. No obstante, algunos investigadores han trazado ciertas relaciones entre detalles anatómicos y la personalidad. Esto no significa que representen una relación de causa y consecuencia, sino una correlación frágil, más destinada al jugueteo que a la ciencia. Uno de esos detalles es la forma de los dedos del pie.

Así encontramos cinco alternativas, según cuentan desde Business Insider. La opción uno, en la que los dedos aparecen alineados en perfecta jerarquía descendiente, podrían implicar "una gran creatividad y una inteligencia afilada", pero también una enorme inseguridad que impide que dicha creatividad e inteligencia te lleven hasta lo más alto. La opción número dos, con los dedos bastante nivelados, indicarían que eres una persona con una tremenda energía, aunque muy a menudo enfocada en tareas inútiles como perseverar en caminos erróneos o demostrar que tienes razón. La explosividad y la terquedad como formas de vida.

De tener un mínimo de rigor científico esta asociación anatomía-personalidad, que tuvieras unos pies con los dedos en jerarquía descendiente pero con un segundo dedo claramente más largo que el resto, como muestra la opción número tres, significaría que eres unx líder natural. Pero en este caso tampoco te librarías de un reverso oscuro: "El problema viene cuando aparece tu perfeccionismo y te bloquea. En lugar de aceptar un resultado menos óptimo, te paralizas y la idea no avanza", apuntan desde este medio. Nuevamente, estamos ante una frustración del potencial a causa de inercias negativas. Es importante abordarlas.

La alternativa número cuatro, con un dedo gordo dominante y los cuatro dedos restantes al mismo nivel, se relaciona en este ejercicio con una profunda empatía hacia los demás. Sin embargo, esa misma empatía te conduce a poner las necesidades de los demás por delante de las tuyas. Y eso nunca acaba bien. Por último y en el caso de tener un pie como en la figura número cinco, "tienes una pasión inocente y pura, totalmente alejada de la ambición más egoísta". Pero tampoco te escapas: tu inocencia provoca que algunas personas sin escrúpulos y mucho más egoístas que tú se aprovechen de ti. No hay personalidad perfecta.

Dicho todo esto, conviene recordar varias cosas. La primera de ellas, como indicamos antes, es que tu personalidad es mucho más compleja de lo que tus pies pueden mostrar. A fin de cuentas, no hay otra mente como la tuya en todo el planeta. La segunda de ellas es que estas cinco categorías no representan a todos los pies que hay, lo que evidencia que no debemos volvernos locxs tomando este test al pie de la letra. Y la tercera de ellas es que los aspectos oscuros de cualquier personalidad no son inmutables. La psicología y el autoconocimiento te pueden ayudar a lidiar mucho mejor con ellos y crecer como persona.