Pasé una semana aplicando técnicas para aumentar la autoestima

Tener una autoestima baja nos crea pensamientos negativos sobre nosotros mismos. Podemos llegar a pensar que somos malos, inútiles e, incluso, que no valemos para nada. La importancia de aumentar esa autoestima es crucial para tener una vida plena y sentirnos mejor a diario. Los bajos niveles de autoestima tienen sus raíces en la infancia, están conectadas con emociones intensas y la forma de acabar con ello es mediante la visita regular a un psicoterapeuta. Técnicas terapéuticas como el EDMR, EFT o hipnosis clínica, entre otras, ayudan a reestructurar esas creencias limitantes. Por ello, he querido contactar con un profesional para que, durante una semana, me guíe con tips o consejos que ayuden a elevar una baja autoestima.Resultado de imagen de self esteem gif

Buscando información y consejos que podrían ayudar a aumentarla, me he topado con una lista de 14 expertos mundiales opinando sobre ella. Me he llevado una sorpresa cuando me he encontrado en la lista a Asier Arriaga, a quien entrevisté hace unos días para hablar sobre el 'Schadenfreude' o las personas que se alegran cuando a los demás les va como el culo. Como no quería aprovecharme de su bondad, he escrito un e-mail pidiendo ayuda a Jorge Jiménez que tiene cara de simpático, al menos en la fotografía.

No ha tardado ni tres minutos en contestarme al e-mail: "Hola Arantza, la autoestima es una falacia. No existe, es como los Reyes Magos. Si pretendes ganar en confianza de forma orgánica, estable y de forma sana necesitas conocer y gestionar la emoción orgullo, así como el resto de emociones básicas (miedo, tristeza, rabia, amor y alegría). Si quieres ponerte a ello, lee este libro". Vale, no me da tiempo. Sigo indagando por Internet y localizo a Irene Gómez, psicóloga especialista en autoestima de la clínica El Prado Psicólogos de Madrid, así que decidí contactar con ella.

Tampoco tarda mucho en contestarme pero me lo deja claro: "¿Tiene que ser en una semana? ¿No puede ser un mes? La autoestima es algo que se forma a largo plazo y que, sobre todo, tiene que ver con los vínculos que hemos establecido en nuestra niñez, por lo que es importante reparar a través de la terapia las heridas a nuestra autoestima. Claro está, en el presente, también podemos hacer cosas por aumentarla pero digamos que esto sería el 50% del trabajo y el otro sería el terapéutico. Además, es un trabajo a largo plazo, ten en cuenta que la autoestima es algo muy profundo y arraigado que no cambia en unos días". Aún así, decide ayudarme.

Lunes

La psicóloga con la que he contactado me ha mandado para hoy dos ejercicios que me ayudarán a mejorar mi autoestima. Por un lado, tengo que hacer una lista con las 10 cosas que más me gustan de mí misma. Después, tengo que preguntarle a tres amigos o personas cercanas que me digan qué es lo que les gusta de mi, cuáles creen ellos que son mis mejores cualidades. Así que, he decidido preguntárselo a mi mejor amigo, a mi compañero de piso y a mi hermana. En cuanto a la mía —mi relación de cualidades— no imaginé que me sería tan difícil hacerla. De hecho, he tenido que buscar en Internet algunas para ayudarme porque me había estancado en la tercera. He recibido las listas de mis amigos y, sinceramente, no me veo muy reflejada en ellas. En algunas sí pero en la mayoría, no.

Voy a contarle todo a la psicóloga a ver qué me dice: "Que te haya costado encontrar cualidades positivas y no termines de reconocerte en ellas es bastante habitual. Seguro que si te pregunto lo que no te gusta de ti tendrías menos dificultades. Lamentablemente, muchas veces nos centramos más en lo que queremos cambiar de nosotros mismos que en lo que está bien. Una autoestima sana supone valorar nuestras cualidades y aceptar lo que no nos gusta de nosotros. Esto que te ha pasado en terapia se analizaría: por qué te cuesta reconocer tus cualidades positivas". Me deja más tranquila saber que es algo habitual, la verdad.

Martes

Hoy me ha enviado un documento con un largo número de tips para mejorar mi autoestima. Tiene razón, en una semana es imposible seguirlos y ponerlos en práctica, esto necesita mucho tiempo. Creo que no está adaptada a los ritmos frenéticos que vivimos en la actualidad y, sobre todo, porque tengo que hacerlo en una semana. No voy a poder poner en práctica todos los puntos cada día (¡NO ME DA LA VIDA!). Leo el documento y decido elegir algunos que pueda seguir:

‘Regálate tiempo’. Este punto me ha llamado la atención por lo bien que suena y lo poco que lo hago como debería. La psicóloga me propone hacer actividades que “me hagan feliz, descubrir mis pasiones”, preguntarme qué es lo que realmente sé hacer bien. Darle vueltas a este tema ya me resulta estresante: “¿qué me hace sentir que el tiempo no pasa?” Dudo. Mucho. ¿Dibujar, organizar listas sobre cosas que jamás realizaré, leer, escribir y la fotografía? No lo tengo claro, me parecen cosas banales y nada originales, pero he decidido sentarme delante de un cuaderno en blanco que me acabo de comprar y miles de rotuladores de colores. A ver qué sale de todo esto.Resultado de imagen de self esteem gif

Miércoles

Me he levantado dándole vueltas a la cabeza y, la verdad, me gustó la sensación de no pensar en nada mientras, en mi cuaderno nuevo, escribía la relación de libros, series y películas que me quedan por ver. También organicé un poco mi vida – o lo intenté- en esas páginas. Y me he levantado pensando también que esta tarde me gustaría invertir un poco de tiempo en eso de nuevo. La cabeza se centra en lo que estás haciendo, se enfoca, y no hay sitio para nada más‘Cuida y ama tu cuerpo. Haz deporte’. Esto, más que un consejo, soy consciente de que es una necesidad. Gómez me propone que lo haga a través de “pautas de autocuidado, elecciones sanas y beneficiosas: ejercicio, comida, descanso, diversión…”.

Hace ya dos semanas que no piso el gimnasio, anoche decidí salir con mi compañero de piso a dar un paseo y saltar a la comba (dicen que es buen ejercicio) y hoy he pensado volver a clases de zumba después de dos años. Tras ambos ejercicios, me he sentido bien conmigo misma. Descansada e incluso, tras la clase de baile, he sentido que podía ‘comerme el mundo’. Según la psicóloga, “practicar ejercicio físico de forma continuada relaja y estimula los opiáceos endógenos, además proporciona una  percepción más agradable  de uno mismo, fomenta un estado de ánimo positivo y aporta mayor sensación de felicidad”.

Jueves

'Entrena la aceptación. La importancia del Mindfulness'. Siempre me ha llamado la atención todo lo que rodea al concepto del mindfulness, el problema es que creo que necesitas de un profesional para guiarte en un mundo bastante amplio en el que existen miles de vertientes y ejercicios para realizar e involucrarte de forma correcta en él. "De la misma forma que podemos ser comprensivas con los demás, es importante tener paciencia con nuestros cambios, nuestros procesos, nuestros altibajos, mirar los errores del pasado amorosamente y corregirlos", me explica la psicoterapeuta, "es muy importante vivir el presente, estás aquí y ahora, y como todas las personas necesitas una nueva oportunidad, a pesar de que el pasado haya sido mucho mejor o hayas tenido momentos desastrosos o 'accidentes'. Ahora mismo eso ya no está".

Respecto al mindfulness, Irene me propone una lista de 10 ejercicios diferentes. Para hoy he decidido escoger el primero: 'Un minuto de atención plena'. Este es un ejercicio fácil que puedes hacer en cualquier momento del día y cuyo objetivo es centrar toda tu atención en tu respiración durante un minuto. "Este ejercicio es la base fundamental de una técnica de meditación mindfulness correcta", me explica la terapeuta. Aunque parece fácil, en un primer momento es complicado que todas las cosas que tienes en tu cabeza se vayan para centrarte únicamente en la respiración. Es increíble como la mente puede traerte dudas, pensamientos e imágenes diferentes en un único minuto. Irene ya me avisó sobre ello: "Céntrate en el sonido y en el ritmo de la respiración, respira con el vientre y no con el pecho, prepárate para que la mente deambule porque lo hará. Tendrás que esforzarte por devolver la atención al objetivo cada vez que pase".

Viernes

Vale, confieso que conseguí finalmente centrar mi mente únicamente en la respiración durante algo más de un minuto. Lo hice antes de dormir y, a parte de quedarme muy relajada, esta mañana me he levantado con mejor ánimo que de costumbre. No sé si es porque estoy ya mentalizada en esto y creo que todo funciona o es porque funciona de verdad. De todas formas, voy a seguir probando hoy otro de los ejercicios que me ha aconsejado: 'El ejercicio del escáner corporal'. También llamado barrido corporal o body scan: "Con este ejercicio se intenta entrar en contacto con la experiencia de nuestro cuerpo tal y como es, sin juzgar, sin rechazar las sensaciones desagradables ni apegarnos a las agradables".

Para realizarlo es necesario sentarse en una postura cómoda, con la espalda erguida o adoptar una postura tumbada. Después cerrar los ojos, prestar atención a la respiración y realizar el recorrido por el cuerpo. Como es aconsejable que este tipo de meditación sea guiada, he buscado varios vídeos que pudieran ayudarme. Al final, me he decidido por este que he encontrado en un canal de Youtube que parece fiable.

Fin de semana

Me quedé dormida con el ejercicio del escáner corporal. Lo quiero en mi vida todos los días. Escuchar un vídeo con música relajante mientras alguien con voz susurrante y melosa te dice lo que tienes que ir haciendo me parece una experiencia gratificante: voy a repetirlo sin duda. Hoy es sábado y tengo más tiempo libre así que voy a dedicarme a un ejercicio que me llevará todo el fin de semana:

'Limpieza de casa'. Esto me interesa, hace tiempo que necesitaba poner en orden mi habitación. Es un ejercicio que hago de vez en cuando pero hace mucho que no lo realizo a conciencia y a fondo. “Este término tiene un significado literal, así como uno figurativo; deshacerse de la carga emocional. Dejando atrás las cosas que ya no sirven”, explica Gómez. “Ambos pueden ser calmantes para el estrés. El desorden es un estresor muy importante a tener en cuenta. Limpiar la casa –reconociéndolo como un ejercicio de atención consciente- puede traer beneficios duraderos. Tienes que verlo como un acontecimiento positivo, un ejercicio de alivio del estrés y autocomprensión, en lugar de simplemente como una tarea”, añade.

Resultado de imagen de cleaning house gif Concluida esta semana, ¿qué conclusiones saco de todo esto? He de confesar que era un poco escéptica cuando empecé en todo este proceso semanal. Sin embargo, el sentimiento de haberme centrado en mí misma a diario, aunque fuera por un rato breve, me ha hecho sentirme bastante bien conmigo y con el mundo que me rodea. No sé si será el llamado 'efecto placebo' o que en realidad funciona, pero creo que me siento más tranquila y más liberada de cargas de estrés que se me acumulan diariamente.

El hecho de tener un cuaderno con cosas que quiero hacer, el haber ordenado y limpiado con conciencia mi habitación, donar ropa que ya no necesito e incluso ir con regularidad al gimnasio me ha ayudado a sentirme más activa y mejor conmigo misma, con más ganas de seguir aprendiendo y hacer cosas nuevas. Esto no quiere decir que mi autoestima, después de siete días, esté por las nubes pero sí pienso que siguiendo estas pautas con regularidad, y con la ayuda de un profesional, puede dar buenos resultados a la larga.