Es oficial: nuestro cuerpo nunca nos gustará del todo

La comparación con los demás, promovida en gran medida por el uso de las redes sociales, puede generar falta de autoestima llegando, incluso, a nunca aceptarnos tal y como somos

Te levantas cada mañana y observas tu cuerpo. Ahí estás. Reflejadx en el espejo. Te miras con detalle. Ay... ese kilo de más. O estás tan delgadx que se te marcan las costillas. O ¿qué pasa? ¿Tienes ojeras? ¿Tienes entradas? ¿La nariz torcida? Está claro que no eres perfectx. No lo serías ni aunque estuvieras dentro de los cánones de belleza impuestos, ¿o sí? ¿Quién mide esto y quién ha creado estas medidas? Muchísimas preguntas para una preocupación casi diaria. Nuestra imagen propia y lo poco que solemos querernos. Estamos constantemente intentando 'mejorar' o 'cambiar'. Creemos que es para sentirnos mejor con nosotrxs mismxs y estamos respondiendo a lo que indirectamente nos han insertado dentro.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

El cuerpo ni está mal ni la piel se estropea, jamás. El cuerpo es el resultado de nuestra vida, cambia con nosotros, nos recuerda quiénes somos. Nos han enseñado a cubrir nuestras cicatrices, a tener vergüenza de nuestra piel, estrías, manchas y ojeras pero nunca nos han enseñado a escuchar y leer la historia que cuenta nuestra forma; quizás esa peca que escondes detrás del maquillaje la tenía tu abuela, y la abuela de tu abuela, esa cicatriz en el costado de aquel día en el parque o las estrías que aparecieron cuando creciste. El cuerpo es una historia, dejemos de intentar esconderla o nos olvidaremos de quiénes somos.⁠ ⁠ Foto de @exuntld

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

Una encuesta reciente realizada por OnePoll, una empresa de investigación de mercado, en nombre de la Fashion Retal Academy, una academia especializada en la imagen y la moda, muestra que más de la mitad de la población que vive en Reino Unido no está contenta con su imagen corporal. Según las respuestas, gran parte de esas personas, admite que jamás ha alcanzado un punto de confianza propia más o menos estable. Aunque esta encuesta detalla lo que sucede en este lugar en concreto está, sin duda, mostrando una realidad bastante general que ha sido siempre objeto de estudios o de tratamiento.

Lee Lucas, director y CEO de la Fashion Retail Academy explica que "vivir en la era digital ha hecho que sea mucho más fácil compararos con los demás y, por tanto, que gran parte de las personas se sientan cohibidas con su imagen personal. Además, los consumidores están siendo constantemente bombardeados con imágenes poco realistas de los cuerpos humanos", detalla. El mismo estudio muestra que, en promedio, los hombres tienen más seguridad en cuanto a su imagen corporal que las mujeres, aunque no es porcentaje muy alto: el 42% frente a las mujeres, con un 30%. La proporción de personas que dicen que se sienten cómodas con su apariencia física aumenta a medida que las personas envejecen, pero nunca supera el 43%. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Hay cosas normales que no están normalizadas. Hagámoslo.

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

No está mal querer sentirse bien con unx mismx y, por tanto, con nuestra propia imagen. Es sano trabajar este amor propio y forma parte de la construcción de nosotrxs mismxs. El problema ocurre cuando el cuerpo y esta imagen ocupan cada día a cada hora nuestro pensamiento hasta el punto de influir en nuestras conductas o nuestras rutinas. Hace ya algunos años que ha habido un aumento en cuanto a campañas de positividad corporal y esto ha hecho que muchas marcas se sumen a esta consciencia corporal añadiendo modelos con tallas y estilos muy diferentes. Pero hay algo claro: queda mucho trabajo por hacer, ya que son, en muchas ocasiones, este tipo de empresas las que lanzan mensajes equivocados sobre cómo debe ser un cuerpo.