Los narcisistas te encierran en su triángulo dramático para manipularte

Hay tres roles potenciales dentro de la mente de una persona narcisista pero puedes salir de cada uno de ellos, te explicamos cómo detectarlos y cómo alejarte

El concepto del “triángulo del drama” no es muy antiguo. Fue desarrollado hace unos 40 años por el psicólogo Stephen Karpman. Se trata de una forma útil de pensar en los roles en los que podríamos encontrarnos en ciertas situaciones, sobre todo cuando estamos involucradxs con otras personas. Hay tres papeles a desempeñar en este triángulo: puedes ser la víctima, la persona que salva o la persona dominante. Los triángulos dramáticos son entornos en los que las personas narcisistas muchas veces prosperan y, como van de la mano con su tipo de personalidad, te pueden atrapar en más de una ocasión.

Para poder entender bien cómo funciona el triángulo hay que describir cada una de las ‘personalidades’ que lo componen. Como describen en Psychology Today, mientras unxs ocupamos unos puestos, lxs demás ocupan otros.

La persona dominante

También denominada como ‘el perseguidor’. Este papel se adapta particularmente a la persona que es narcisista. Son personas que dominan, que creen que saben más y pasan completamente de las opiniones de lxs demás. Para entenderlo mejor: este tipo de persona o papel piensa que cuando algo va mal es porque alguien no lo está haciendo bien. Pueden ser personas que intimiden o que actúen de forma pasivo-agresiva. Se le suele llamar perseguidor porque está detrás de ejercer poder sobre el resto constantemente.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Fíjate bien⁠ ⁠ MD para autoría

Una publicación compartida de Código Nuevo (@codigonuevo) el

Víctima

Las víctimas no solo lo son porque se las ataca, sino también porque ven el mundo en contra de ellas. Tener esta perspectiva hace que proyecten una imagen de debilidad o de impotencia hacia las personas que la rodean. Esto, además, las hace desempeñar un papel de manipulación para que las personas, sin ellxs pedir nada, las ayuden. Estar cerca de una víctima puede absorber la energía, puede ser agotador. Las personas que son narcisistas vulnerables, se adhieren rápidamente a este papel.

La persona que salva

Este tipo de perfil suele rodearse de persona débiles para ejercer ese papel de salvador. Rescatar al resto puede satisfacer su necesidad de atención, porque esto hará que lxs demás lxs vean como buenas personas. Este papel sirve para controlar a quienes han rescatado. 

Las personas narcisistas pueden entrar y salir de estos tres roles cuando les sea beneficioso. Para poder ejercer alguno de estos tres papeles necesitan a otras personas, por ello harán todo lo posible para atraerlas a este triángulo. Seguramente si estás dentro de esto te verás ocupando lugares diferentes cada vez: a veces serás mala persona, en otras ocasiones extremadamente débil e incluso dominarás cuando el narcisista quiera desempeñar su lado más vulnerable. Esto no es decisión tuya, es decisión de ellos y de su capacidad de cambiar la careta en cada momento. 

Sea cual sea el papel que juegues cada vez, lo más seguro es que te acabe provocando cierta ansiedad. Lo ideal para poder salir de ahí es tener la capacidad de actuar neutral, no importa cómo actúe quien está dominando, tu reacción debe ser neutral. Salir de ahí no es solo cuestión de alejarse porque esto puede ser aún más complicado pero si reaccionas de forma inesperada, la personalidad narcisista no sabrá cómo actuar y acabará por buscar a otra ‘víctima’.