El inquietante significado de encontrarte con tu doble exacto en un sueño

¿Se te apareció un gemelo idéntico en un sueño? ¿Te mira, juzgándote? ¿Te gusta lo que ves? ¿Lx odias? Tiene muchísimas interpretaciones, pero siempre es un toque de atención

Desde que empezó el covid, todxs soñamos mucho más. Desde pesadillas sin sentido hasta historias surrealistas nos han ido acompañando noche a noche haciendo que nos obsesionemos con sus significados. Muchísimas veces estos sueños son solo recordatorios abstractos de cosas que nos preocupan y obsesionan durante el día y que, ante nuestra imposibilidad de dejar de comernos la cabeza, vuelven a aparecer por la noche, en nuestro estado de inconsciencia.

A veces, sin embargo, no es muy claro el significado de estos sueños. Solamente te dejan una sensación extraña e incómoda, y sabes que muy probablemente hacen referencia a algo que no está bien dentro de ti, pero no acabas de entender el qué. Suele ser así cuando, en un sueño, te encuentras contigo mismx, como si estuvieras frente a un espejo o te topases cara a cara con tu doppelgänger, tu gemelo o copia, a lo Twin Peaks.

Los doppelgänger siempre han sido un mal augurio. En las leyendas nórdicas, por ejemplo, era señal de muerte, y en la literatura alemana era una señal de malestar psiquiátrico. En los sueños, aunque es menos preocupante, sigue indicando que hay algo que está mal. La más común de las interpretaciones es que no te sientes cómodx con la persona que eres, ya sea físicamente o psicológicamente. Es decir, toparse con tu gemelx es una forma que tiene el cerebro de enfrentarte directamente a eso que tanto rechazas: a ti mismx. Estos sueños se dan porque, estás tan obsesionadx e incómodx, que no puedes dejar de pensar en ti mismx, y ni en sueños se escapa este juicio y enfrentamiento con tus inseguridades. Según la periodista Laura Sánchez, esto queda todavía más claro si la versión que ves de ti mismx está idealizada o la ves más guapa de lo que te ves en el espejo.

Un artículo de El Confidencial, sin embargo, añade una interpretación más positiva, y asegura que para muchos expertos es una oportunidad para “observarte de manera más objetiva, desde fuera” e intentar reconciliarte contigo mismx. Vamos, que mirando directamente a tu gemelx verás que no es una persona tan terrible como tus propias inseguridades te obligan a creer. La próxima vez que te topes con tu imagen en sueños, intenta mirarla con buenos ojos, honestidad y cariño. Es una oportunidad para cuidarte más.

Otro significado que pueden tener este tipo de sueños es, como comenta Sánchez, “una manifestación del sentimiento de culpa”. Si tu doppelgänger es malx porque te juzga o te reprocha algo, es probable que se te haya aparecido por esta culpabilidad que te devora por dentro. En este caso, tu gemelo tiene la función de juez, una especie de “sé lo que has hecho, a mí no me puedes engañar porque soy tú, no puedes negar tu culpabilidad”. Una idea que parece sacada de un cuento de terror de Poe y que refleja tu obsesión por sacarte la culpa de encima, ya sea porque deberías disculparte con alguien, porque ocultas un secreto o porque crees que la has cagado con algo.  

Finalmente, como advierte El Confidencial, estas interpretaciones son muy subjetivas, y hay poca ciencia que corrobore la veracidad de las teorías del sueño. Lo que sí está claro es que son una creación de nuestro cerebro y que, si nos ayudan a resolver problemas y a sentirnos mejor, es lo importante. Quizá la aparición de tu gemelo en tus sueños es el detonante que necesitas para cambiar tus actitudes nocivas. Y eso, esté avalado por la ciencia o no, es lo importante.