El inesperado efecto de coger de la mano a otra persona

Este efecto es especialmente potente cuando la otra persona es una pareja romántica

Los seres humanos, como tantos otros primates, mostramos comportamientos afectivos muy particulares. Y es normal que, si te paras a pensar en ellos, incluso los percibas como ridículos. ¿Por qué nos enganchamos como piezas de puzzle para abrazarnos? ¿Por qué introducimos las lenguas en las bocas de los demás y nos dedicamos a darles vueltas sin sentido? ¿Por qué estiramos los morros para darnos besitos? Y, por encima de todo, ¿por qué nos agarramos de la mano para caminar por ahí? Aunque pueda parecer un capricho cultural más, la ciencia acaba de descubrir que cumple una función tranquilizadora.

El contacto humano sienta bien

En concreto, a través de una investigación llevada a cabo por científicxs de la Universidad de Virginia. En la misma, los autores sometieron a múltiples parejas a ciertas descargas eléctricas en los tobillos, mientras una máquina de resonancia magnética funcional escaneaba la actividad de sus cerebros. Lo sorprendente es que el estrés anticipatorio ante la posibilidad de la descarga era "menor en sus cerebros cuando tomaba la mano de su pareja" que cuando tomaban la de un desconocido o cuando no tomaban ninguna, según explica en un artículo para Psychology Today la psicóloga estadounidense Vanessa LoBlue.

Aunque no es la primera vez que se relaciona este gesto romántico tan habitual con la reducción de los síntomas del estrés y de la ansiedad. Como señala la propia LoBlue, "los investigadores ya encontraron que los pacientes que tomaron la mano de un investigador durante una cirugía de cataratas informaron sentirse significativamente menos ansiosos durante el procedimiento y tenían tasas más bajas de epinefrina, una hormona relacionada con la ansiedad y el estrés". Incluso se ha demostrado que agarrarse de la mano puede servir como un método eficaz contra el dolor físico. No lo haces por capricho. Tu instinto sabe que es bueno.

No importa si estás solterx 

Y no solo eso. El descubrimiento más interesante de este experimento es que "cuanto más felices decían las parejas que estaban en sus relaciones, más disminuía la respuesta del cerebro al shock al tomar la mano de su pareja". Esto significa que las personas que están en relaciones saludables disfrutan mucho más del beneficio antiestrés y antidolor de ir cogidos de la mano. En cierto sentido, y siendo conscientes siempre de las limitaciones que tiene esto, puedes medir la calidad de tu relación prestando atención a los efectos que tiene esta acción en tu estado mental e incluso en tu cuerpo. Hemos evolucionado haciéndolo.

Pero no solo con las personas que amamos románticamente. Si bien los estudios científicos demuestran que ir agarrado de la mano de tu pareja es lo más potente, este gesto también proporciona bastantes beneficios cuando tiene lugar con otras personas, "ya sea un amigo, un padre, un hermano o un hijo". Como animal social que eres, tu organismo vibra de emoción cuando está en contacto sólido con otrx de tu especie. Logra que te sientas más seguro y los miedos den mucho menos miedo. De hecho, dice LoBlue para terminar, "puede disminuir la frecuencia cardíaca". Así que no lo infravalores. No es cursi. Es simplemente humano.