Cuidado, la empatía oscura es un tipo de manipulación mental

Pueden meterse en tu mente para conseguir más fácilmente sus objetivos manipuladores

En los últimos años, los investigadores de la psicología han dedicado muchos esfuerzos a la compresión de los rasgos oscuros de la personalidad. Ya sabes: narcisismo, maquiavelismo, psicopatía y sadismo. Juntos forman la temida tétrada oscura, un perfil psicológico tremendamente peligroso que va dejando cadáveres emocionales a su paso. La buena noticia es que tanto artículo acerca de esto te ha puesto en alerta. A ti y a todxs. Ahora es más fácil ver venir a estas personas tan sombrías y mandarles para su casa. El problema es que a veces, solo a veces, también son empáticas. Y es ahí cuando terminan de destrozar tu cabeza.

Los rasgos oscuros

Es el descubrimiento de un equipo de investigadorxs de la Nottinghan Trent University, lideradxs por lxs psicólogxs Nadja Heym y Alexander Sumich. Como explican ellxs mismxs en un artículo para The Conversation, "tradicionalmente se ha considerado que las personas que tienen muchos rasgos oscuros tienen déficits de empatía. Pero recientemente hemos descubierto algo que desafía esta idea. Nuestro estudio, publicado en el Personality and Individual Differences, identificó un grupo de individuos con rasgos oscuros que informan capacidades empáticas por encima del promedio: los llamamos empáticos oscuros". Y son una seria amenaza.

Porque pueden meterse en tu cabeza. Al parecer, cuentan estxs especialistas, la empatía puede dividirse a su vez en empatía afectiva y empatía cognitiva. La primera de ellas es la que hace que te pongas triste cuando tu colega está triste. La que hace que te enfades cuando tu pareja está enfadada. La segunda de ellas es la que te permite "entender la mente de otras personas". Seguir su razonamiento. Intuir la lógica de sus ideas y de sus emociones. Esa información es muy útil para ayudarles. De hecho, no podrías hacerlo si no las comprendes. Pero esa información también puede ser usada para hacer el mal. Es la teoría de Heym y Sumich.

Disfruta de tu sufrimiento

"Esto tiene sentido en cierto modo, ya que manipular a los demás en tu propio beneficio, o incluso para disfrutar del dolor de los demás, debes tener al menos cierta capacidad para comprenderlos. Por lo tanto, cuestionamos que los rasgos oscuros y la empatía sean fenómenos mutuamente excluyentes". Dicho de otra manera: unx sádicx necesita entender que estás sufriendo para disfrutar con ello, del mismo modo que una persona maquiavélica necesita comprender qué piensas para poder manipularte. No son mentes que vivan aisladas de las emociones. Las conocen muy bien. Y la aprovechan en su propio beneficio egoísta y cruel.

Pero eso no es todo. "Curiosamente, los empáticos oscuros eran más extrovertidos que el resto, un rasgo que refleja la tendencia a ser sociables, vivaces y activos". El hecho de que puedan ponerse en tu piel tan fácilmente y sentir lo que sientes les ayuda a ganarse tu favor. Lo saben y actúan con seguridad. Eso sí, y según señalan lxs autorxs del estudio, estas personas tienden a juzgarse con mucha más dureza que quienes tienen rasgos oscuros pero baja empatía. "Parece que pueden tener conciencia. Tal vez incluso no les guste su lado oscuro y sus emociones negativas sean una respuesta a su autodesprecio". Sea como sea, cuidado.