No, las cosas no solo son tal y como tú las ves

Lo que te ocurre a ti le pasa a muchas personas. Procesas el entorno desde tu propia perspectiva que, por cierto, no es muy objetiva. Esto se llama realismo ingenuo y dice de ti que eres un pelín narcisista

Para poder entender mejor casi todo lo que existe, lo ideal es empezar con un ejemplo: “como fui buen líder en 4º de la E.S.O. seguramente también lo seré ahora que han pasado 10 años”. Esto puede ser que sí o puede ser que no pero no es de eso de lo que vamos a hablar, lo interesante de esta frase es que se basa en una realidad tan sumamente personal que carece de una visión objetiva, que olvida que existen más personas, que no valora otras opiniones y que no tiene en cuenta otras perspectivas. Esto, que le ocurre a muchas más personas de las que creemos, tiene un nombre: realismo ingenuo. En la web La Mente es Maravillosa hablan de este tema para que lo puedas detectar.

“El realismo ingenuo define un tipo de sesgo que orbita alrededor del egocentrismo. Es pensar que tenemos la capacidad para ver la realidad tal y como es, como si en ella no hubiera prejuicios ni falsedades ni dobles sentidos, como si solo nuestra mirada valiera”. Cuando dependes únicamente de tu propia visión o de tu punto de vista, dejas de lado y olvidas todo lo que hay a tu alrededor. Realmente si se analizaran este tipo de frases como la de líder que nombrábamos al principio nos daríamos cuenta que son más inocentes de lo que pensamos pero a la vez son narcisistas y tienen una visión incompleta del mundo.

Como explican desde la web este sesgo tiene su raíz en la filosofía de la percepción. Lo que pasa es que hay un número de “personas que aplican un tipo de conciencia que les hace creer que todo aquello que perciben a través de sus sentidos es un reflejo de la autenticidad del mundo exterior, más explícitamente: ‘lo que veo yo o lo que yo siento es la única verdad’”. En este tipo de manera de ver el mundo no hay crítica ni lugar para la reflexión y ambas son virtudes que todxs deberíamos tener en nuestra manera de pensar. Esto no solo se puede aplicar a unx mismx porque también se traslada a otros sectores y ¿cómo?

Cuando pensamos así también recibimos todo de la misma manera. Por ejemplo, si me dicen en la tele que tal producto es para tal cosa, voy y lo compro y lo uso para tal cosa. Pero, ¿puede no funcionar? ¿te has planteado que quizás no sirva? ¿has observado otros productos? ¿has hecho comparativas? ¿has preguntado a personas de confianza? Si eres de las personas que ha hecho todos estos pasos ¿por qué piensas que tu visión o tu forma de ver el mundo es la única correcta? Hay que poner las cosas en duda más veces de las que creemos, escuchar a lxs demás, tener otros puntos de vista, no solo nos servirá para ser personas más maduras sino también para entender más cosas y ampliar nuestra visión.

Sorry pero tu verdad no es la única verdad. Sin sentido autocrítico la inteligencia muere, hay que aprender a reflexionar y a tantear perspectivas, así aumentaremos nuestra sabiduría.