6 motivos por los que eres una persona altamente sensible

Algunos factores físicos y sociales están detrás de las personas con alta sensibilidad, lágrima fácil y que viven la vida como si cada día fuera el último

Lloras con todas las canciones de Alejandro Sanz y cada vez que ves Coco, el Rey León o cualquier otra de Disney. Te dolió un poco más de la cuenta la broma que te hizo tu compañero de trabajo. En el trabajo se dice que eres demasiado sensible porque a veces llegas con los ojos llorosos y cuando algo te emociona acabas yendo al baño. En un mundo marcado por la contención de los sentimientos y donde parece que lo bueno es ser racional, la gente emocional parece tener un problema. No tiene por qué y hay algunos motivos que te llevan a ser más sensible de lo habitual. 

En verdad, hay estudios que apuntan que el 90% de nuestro día a día está movido por las emociones, según cuenta un artículo reciente de La Mente es Maravillosa. Este mismo texto apunta las seis razones que pueden motivar el hecho de que seas más sensible de la cuenta. 

La primera tiene que ver con aspectos neurobiológicos y esta conclusión se basa en trabajos que demuestran mediante resonancias magnéticas particularidades cerebrales en estos perfiles. Se activan más regiones del cerebro involucradas en la información sensorial, la empatía y la planificación. Para que esto suceda, en los genes se pueden heredar rasgos como la segregación de serotonina o dopamina. Así que la herencia es otro de los motivos que te pueden hacer más racional. 

Pero nazcas como nazcas, un elevado estrés psicosocial en la infancia temprana te puede convertir en una persona todavía más sensible. La preocupación excesiva relacionada con un enfoque negativo de las cosas o cierta adicción a estar preocupado te acaba también convirtiendo en alguien más emocional. 

Pero claro, la preocupación que se genera en tu cerebro tiene que ver con el quinto motivo para ser emocional, que es la concatenación de cambios significativos en tu vida: de pareja, de trabajo, de vivienda…está claro que todo eso te puede afectar y tocar la fibra, así que no te fustigues porque es normal que te afecte emocionalmente la precariedad laboral, de vivienda y relacional en la que vivimos. 

La personalidad, por último y sexto motivo para ser emocional, construida por los elementos anteriores y muchos otros, es la que va a determinar que seas más o menos emocional. Una elevada empatía y una alta intensidad en la vida son dos elementos relacionados con ser más emocional. Se calcula que entre un 15 y un 20% de las personas tienen personalidades caracterizadas por esto. Así que si te llaman intensito o intensita (esto último es más habitual), tendrás vía libre para rebelarte.