3 rasgos no físicos que te hacen extremadamente atractivo

Una investigación demuestra que el buen aspecto no es lo único que importa cuando se trata de atracción

Lo primero que captan los ojos cuando vemos o conocemos a alguien es el físico, la parte exterior de la persona. Pero, a veces, también sentimos atracción por alguien que no es un portento y no entendemos bien la razón. Es porque nos sentimos atraídos por algo que está más allá de lo que nuestros ojos pueden percibir. La belleza es superficial pero lo atractivo está a un nivel más profundo. Y, aunque la apariencia es importante, una investigación publicada en Pshycology Today demuestra que los sentimientos románticos son generados por tres rasgos que tienen que más que ver con la personalidad que con lo físico.

La atracción del humor

Resultado de imagen de girl laughing gif

El sentido del humor será uno de estos rasgos, pues hace que la persona parezca más adecuada para una relación a largo plazo. La investigación indica que el humor es importante para que una relación funcione. Es el libro La psicología de la atracción física de los investigadores Viren Swami y Adrian Furnham el que describe cuáles son estos tres aspectos internos que, además, pasan por alto cómo sea la persona de forma externa.

La capacidad de captar la atención de los demás

Resultado de imagen de talk public gif

La habilidad de atrapar a un grupo de personas a través del hecho de hablar en voz alta es otro de los rasgos que resultan cautivadores y atractivos. La investigación explica que la capacidad de contar una buena historia hace que las personas nos vean como una posible pareja a largo plazo ya que, aparentemente, esta destreza conduce a la percepción de que formamos parte de un estatus alto, mejorado. No solo se trata de un rasgo que se vincula a las relaciones de largo plazo sino que también nos hace atractivos para esos encuentros esporádicos.

Ser extrovertido es un sí

Resultado de imagen de group happy gif

Las personas que parecen estar todo el rato felices y que no se cortan en compartir con los demás cómo se sienten convierten la situación en un entorno agradable. Este aspecto de la personalidad resulta atractivo por la forma que tienen esas personas de relacionarse con nosotros. No obstante, los investigadores apuntan que estas personas necesitan la motivación del entorno para dar rienda suelta a su encanto

Estos tres aspectos son los primeros que pueden observarse en las personas y demuestran que, con ellos, la apariencia externa mejora. Además se trata de puntos que junto con la honestidad, la confianza y la inteligencia, marcan las bases de que una relación a largo plazo se mantenga en el tiempo. Como siempre, el aspecto físico no importa tanto cuando se habla de amor del ‘de verdad’.