15 jóvenes te dan los mejores consejos que han aprendido de sus terapeutas

A veces, la idea de ir a terapia o a un psicólogo suena incómoda, pero te ayuda a entender el origen de tus preocupaciones

Alguna que otra vez te has planteado llamar a un profesional. Algunos amigos lo han hecho y les ha servido. Piensas, en momentos donde le das rienda suelta a tu imaginación, que te gustaría tener ese instante confidencial en el que puedas hablar de tus problemas sin sentirte juzgadx. Piensas, también, que quizá consigas dar con una perspectiva que no te habías planteado, algo que podría ayudarte a redirigir tus preocupaciones o entender, profundamente y de una vez por todas, qué te sucede. La terapia es costosa y, a la vez, es complicado encontrar a un profesional con el que sentirse realmente cómodx. Por otro lado existe una especie de estigma alrededor de la terapia, como si el hecho de asistir estuviera relacionado directamente con un problema. Un estereotipo erróneo que debe ser eliminado.

La revista Teen Vogue quiso abordar este tema preguntándole a 50 personas de diferentes orígenes sobre los problemas que enfrentan en la terapia, y cuál ha sido el mejor consejo que su terapeuta les ha dado. Aquí hemos recogido los 15 que más pueden servirte para cualquier ámbito de la vida. De hecho, si ahora mismo no enfrentas ninguna preocupación, igualmente pueden ayudarte a entender otras situaciones que hayas vivido.

1. "Siempre hablas de lo que debes y no debes hacer o de cómo debes o no debes ser. Pero, ¿cómo te sientes realmente? y, ¿qué es lo que quieres?".

2. "Si quieres un 10, tienes que trabajar como un 10. Está bien que lo hagas en una situación concreta, porque a veces no es posible ser un 10 en todos los ámbitos de la vida. Cuando te enfrentes a una nueva situación, pregúntate cuánto estás dispuesto a dar y cuánto es saludable que des".

3. "Siempre habrá alguien que tenga más dificultades que tú, pero eso no significa que lo que estás pasando sea menos difícil".

4. "Lo más recomendable es hacer listas mentales de todas las cosas que puedes controlar en una situación. Cuando la tengas, debes poner tu energía positiva en ellas".

5. "Cambia tu perspectiva y todo lo demás encajará".

6. "Todo lo que debería importar en todo momento es que tenga sentido para ti".

7. "No puedes controlar cada situación nueva. Lo que sí puedes controlar es cómo reaccionas ante tal situación".

8. "No puedes ser la personificación de la tristeza. La depresión a menudo ha engañado a las personas para que crean que se trata de un rasgo de su personalidad".

9. "Si no haces nada, no pasará nada. Pero si haces algo, algo podría pasar".

10. "No dejes que el amor te ciegue, entra con los ojos bien abiertos para detectar cualquier comportamiento tóxico".

11. "¿Quién te está diciendo que lo superes? El problema con decir 'tengo que' o 'debería' es que nunca harás nada. Parece que te estás preparando para la decepción".

12. "Eres mejor que las personas que te lastimaron. Eso no es algo malo. Todo lo que significa es que haces que el mundo brille un poco más que las personas que te lastimaron. No les des más victorias sobre ti. Tenían tu corazón y mente. Ahora ya no los tienen".

13. "No le debes nada a nadie y puedes (y debes) ponerte en primer lugar".

14. "Físicamente imagina cómo alejas el peso de los problemas de otras personas de tu espalda. Puedes empezar diciendo 'esta responsabilidad no es mía'"

15. "Construye una relación saludable con las emociones que consideres negativas".