Estoy usando TikTok para que la policía investigue al asesino de mi hermana

Alissa Turney desapareció en 2001, y tardaron siete años en investigarlo. Sin cuerpo ni demasiadas pruebas, su hermana está desesperada por encontrar respuestas, y cree que TikTok podría ser la clave

“Deja de hacer scrolling, necesito tu ayuda y solo te tomará un minuto”, decía un mensaje en un vídeo de TikTok. Mirando a cámara, una chica pedía ayuda a todos aquellos que no conocían el caso de la desaparición de su hermana, Alissa. Necesitaba pruebas, testimonios, cualquier cosa que le sirviera a la policía para tirar del hilo. “Aunque no sepáis nada, compartid el vídeo. Si se habla mucho de ello, saldrá en las noticias, y quizá alguien que sepa algo hablará”, aseguraba, desesperada por usar la fascinación hacia los casos de desapariciones (que inspiran tantos programas) para llamar la atención de las masas.

El vídeo, subido por Sarah Turney, se hizo rápidamente viral, por lo que el algoritmo de la aplicación lo empezó a posicionar en la timeline de miles de usuarios. Probablemente a ti también te ha aparecido, no en vano ha recibido más de 1,4 millones de likes en todo el mundo y muchísimas comparticiones. Solo es uno de las decenas de vídeos que ha subido a la plataforma, donde ha logrado con 800k seguidores en solo tres meses, desde abril, cuando subió su primer TikTok, que, como si fuera un meme, decía: “cuando tu padre ha matado a tu hermana y tu familia no te cree y por eso te odia”. Desde entonces, ha ido usando el formato de la app, música, textos, y vídeos cortos, para ir enseñando toda la información que ha ido recabando durante los últimos años.

@saraheturney

Because of TikTok so many more people know about Alissa’s story. Thank you to all of you that support this mission. ##justiceforalissa ##fyp ##sisters

♬ get in the pond u silly goose - mrhamilton

“Tengo un grupo de Facebook, una cuenta de Instagram, un blog y un podcast, hasta asistí a la CrimeCon, un evento para los fans del true-crime”, explica a la revista Elle. “Ahora me he pasado a TikTok para que las nuevas generaciones, que no sabían del caso, se enteren y lo muevan, y así lograr que vuelva a hablarse de él y la policía lo retome”, añade, sobre su motivación para abrirse la cuenta.

Pero, ¿qué pasó a Alissa? La última vez que se la vio fue en 2001. Era una adolescente de 17 años y vivía con su hermana, Sarah, y Michael, padre de Sarah pero padrastro de Alissa. A parte de ellos no tenía a nadie más: su madre había muerto de cáncer, no tenía contacto con su padre y su familiar más cercano era una tía en otro estado. Un día, cuando fueron a buscarla al cole, ya no estaba. Michael pidió a Sarah que mirase en su habitación, donde encontró su mochila con un móvil y una nota diciendo que se iba a vivir con su tía y que no la buscasen.

@saraheturney

True story. ##justiceforalissa

♬ im a disappointment - jvhnvllv

Michael denunció su desaparición, pero la policía determinó que simplemente se había fugado y no podían hacer nada. Tardaron siete años en empezar a investigar el caso como desaparición, porque en todo ese tiempo no había dado señales de vida. La policía rápidamente descubrió que ni había usado el dinero de su cuenta ni había usado su número de la seguridad social para trabajar, así que estaba claro que era un caso de desaparición.

La policía se puso a investigar y encontró pruebas que hacían sospechar del padrastro. Por ejemplo, el día que ella desapareció, él fue a buscarla antes al instituto. O que Alissa lo acusó de haber abusado sexualmente de ella. También encontraron, escondido en una habitación, su diario, donde aseguraba que Alissa fue asesinada por dos enemigos suyos y que él los mató como venganza (dos hombres que, en efecto, estaban muertos), acompañado por veintiséis bombas ilegales. Cumplió diez años de cárcel por tenencia ilegal de armas, pero nunca se ha investigadao por la desaparición de Alissa. Para Sarah, es el principal sospechoso, aunque no lo puede demostrar por la vía judicial.

@saraheturney

##duet with @attorneytom This really makes me think. Listen to her story on The Voices for Justice Podcast ##justiceforalissa ##alissaturney ##fyp ##foryou

♬ original sound - attorneytom

“Hablé con mi padre cuando salió de la cárcel, pero no me dio respuestas”, cuenta a Elle. Sarah cree que su padre no lo ha dicho todo y espera que “poniendo todas las evidencias en TikTok sobre la implicación de Michael, la policía lo obligue a declarar y a decir la verdad frente a un juzgado”. Asegura que seguirá subiendo todo el contenido que ha ido recabando con los años y que hasta que no sepa la verdad, nunca parará, sea en la red social que sea. Ojalá la justicia le dé una respuesta.

CN