‘Nunchi’, el superpoder que usan los niños coreanos para leerte la mente

Se llama nunchi y te sirve para entender qué pasa a tu alrededor para ser más discretx y poder negociar mejor

Cuando alguien te pide que imagines cuál sería tu superpoder si pudieras elegir uno, ¿cuántas veces no has pensado en poder leer la mente de los demás? La telepatía, esa arma tan deseada para que no te cuelen mentiras e infidelidades, para estar siempre al loro de todo, para conectar. Pues se puede entrenar. O al menos esto es lo que hacen los niños coreanos en la escuela, desarrollar el conocido "nunchi", una herramienta para poder entrar en la cabeza de los demás y saber lo que están pensando.

Para refrescar tus conocimientos, puedes leer The Power of nunchi: the korean secret of happiness and success, un libro que todavía no está disponible en español, pero que promete estarlo muy pronto. Las versión coreana del kalsarikänni (el arte finlandés de alcanzar la felicidad en ropa interior) o el lagom sueco (ser feliz con lo justo), son libros que hablan de cómo otras culturas tienen técnicas para alcanzar una vida plácida prestando atención a detalles que normalmente nos pasan desapercibidos. Pero llegar a la telepatía ya nos parece otro nivel.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Penguin India (@penguinindia) el

En realidad, más que telepatía, habría que llamarle "sentido común" o "medida", aunque veremos. Te enseñan a tener "nunchi" a los tres años y la típica situación es la escalera mecánica del metro: si todo el mundo está a la derecha y el niño se queda a la izquierda, sus padres le dirán, "¿por qué no tienes un poco de nunchi y haces como los demás?". Parece una tontería, pero cualquiera que haya estado en Corea (una sensación que también puedes tener en otros países de Asia), seguro que ha tenido la sensación de que todo funciona a la perfección, como en una especie de armonía.

Una de las imágenes más impactantes es la autopista: como todo el mundo cumple el límite de velocidad, todos los coches van exactamente al mismo ritmo. Parece una coreografía. Y así con muchas cosas. El nunchi, esta especie de control sobre todo lo que pasa a tu alrededor (que sirve para saber estar en una entrevista de trabajo o en una boda) te facilita mucho las cosas: prestas atención a quién está hablando en cada momento, quién escucha, quién interrumpe y quién se está aburriendo, con lo que puedes actuar en base a esta empatía y controlar mejor la situación, por ejemplo con los comentarios acertados para cada interlocutor, según explica The Guardian.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de MAGIA°TALISMANES (@mdeazar) el

Puede parecer poco profundo, pero al final parece que entender a los demás sí puede ser un superpoder. Si nos escucháramos mejor y tuviéramos más empatía, seguro que conseguiríamos llegar más lejos como individuos y como sociedad. Como dice la autora del libro, es un superpoder para los introvertidos y pensándolo bien, puede ayudarte a negociar. "En occidente, se enfatizan la autonomía y el individualismo y el nunchi aboga por lo opuesto", dice la autora Euni Hong. "Pero desarrollar el nunchi no significa convertirse en un autómata (que solo sigue a la masa), solo significa que utilizas los datos para tu propio confort y el de los demás".