Qué es la numerología y cómo puedes utilizarla para conocerte mejor

Muchas personas utilizan la astrología no solo para saber más sobre sí mismas sino también para tomar decisiones o entender situaciones a las que no les encuentran respuesta, la numerología también puede servir como herramienta

¿Lees mucho el horóscopo? ¿Eres de esas personas que se fijan cuando empieza la semana, el día, el mes o todas las posibilidades? Como hemos comentado en otras ocasiones el universo de la astrología ha tomado mucha relevancia en los últimos años. Ya no eres la persona rara del grupo si entiendes de planetas, casas y cartas astrales. Si te sientes identificadx con estas descripciones quizás también te guste la numerología. Pero, ¿qué es esta disciplina? Pues bien, resumiendo un poco por encima se centra en las relaciones místicas que hay entre números, letra y patrones. Es una herramienta que puede ayudarte a conocer más sobre ti y sobre cómo te relacionas con el entorno pero claro, ¿en qué se basa y de dónde viene esta disciplina?

La numerología, de la forma en la que se utiliza en el presente, vino de la mano de la influyente espiritista L. Dow Balliett. Una de sus discípulas es la responsable de que esta metodología se popularizara. Ahora mismo puedes saber cuál es tu cifra numerológica y lo que esta representa. En primer lugar importa el día de tu cumpleaños, si resulta que naciste un día 8, tu número de cumpleaños será ese pero si naciste en un día que tiene dos cifras, por ejemplo un 27, debes sumar ambos número por separado.

No es este el único número que importa dentro de la numerología, también es importante saber cuál es el número de tu camino vital, un número que te ayuda a descubrir, un poco, cuál podría ser tu destino. Para ello debes sumar el día, el mes y el año de tu nacimiento. Si naciste un 15 de octubre de 1989, por ejemplo, tienes que sumar los primeros dígitos del día (1+5), luego el doble dígito del mes (1+0) y luego los dígitos del año (1+9+8+9), la cuestión es que tienes que acabar con un número de una cifra, lo cual daría un total, en este caso, de 7. Puedes hacerlo con tu fecha completa y dar con tu número.

La numerología no acaba aquí, también puedes averiguar cuál es el número de tu destino la cual revela esa parte de ti que necesitas, digamos, completar. Para esto hace falta que te fijes en las letras de tu nombre y tu apellido, cada una de las letras está representada por un número diferente. El número uno es para las letras A, J y S. El número dos es para las letras B, K, y T. El número tres es para las letras C, L y U. El cuatro es para las letras D, M y V. El cinco para la E, la N y la W. El seis para la F, la O y la X, el siete para la G, la P y la Y. El número ocho es para H, Q y Z y el nueve para la I y la R. A partir de conocer los diferentes números de cada una de las partes que hemos comentado puedes ir descubriendo cosas de tu personalidad y de cómo te enfrentas a según qué conflictos o relaciones. Eso sí, cada persona puede aplicarlo según cuánto confíe en ello o no. No es una regla que hay que seguir de forma obligatoria pero sí puede darte pistas que quizás te sirvan.