Nomasculoblanco, la marca de bañadores que no te deja la marca del sol

Puede ser la primera vez en la historia en la que estamos ante un traje de baño bonito y que deja pasar la luz del sol

Es el dilema de todos los veranos: ¿cómo hago para ponerme morena sin que mis pezones queden rodeados de un triángulo asqueroso de piel blanca y tampoco tener que ponerme en pelotas en medio de la gente? Solo una quinta parte de las playas españolas son nudistas y, además, la mayoría de la población pasa de desnudarse delante de otra gente. Por esto, una marca nacional ha dado con el tejido más esperado de las últimas décadas: el transol, una tela de bañador que no es transparente (de hecho, es incluso estético) pero que deja pasar la luz del sol.

No podía llamarse de otra manera: Nomasculoblanco y está triunfando en Instagram. En la página web de la marca aseguran que el tejido revolucionario es resistente al cloro, al agua salada y a las cremas solares; es elástico; permite el lavado a máquina a 40 grados; no pierde ni la forma ni su color "radiante" tras varias horas de exposición, se seca tres veces más rápido que un bañador normal y deja que tu piel transpire.

Nomasculoblanco tiene la tela patentada desde hace diez años pero en lugar de una celebración del aniversario de oro parece un renacer. Influencers como Amparo Cubillas, Claudia Schreibvogel o Sara Gómez lo han probado y, claro, hecho correr por las redes. Luego vienen páginas como la nuestra.

La recomendación es siempre la misma: morenito, bien, pero con precaución y protección. Las cremas son básicas para que coger calor sea una cuestión paulatina y menos peligrosa. Lo de siempre: nunca exagerar las horas que pasas bajo el sol, evitar las horas punta de mediodía y refrescarte de vez en cuando. En cuanto a los Nomasculoblanco, hay que mover las costuras cada ratito para evitar que te queden esas rayas marcadas en el cuerpo. Feliz fin de semana y feliz verano.