Esta lista de 43 consejos te ayudará a desconectar de verdad estas vacaciones

Los escandinavos no son los únicos que pueden alardear de felicidad con sus trucos infalibles de fijarse en las pequeñas cosas o de estar por casa en ropa interior

Las checklists siempre han funcionado bien. Hay quienes no disfrutan de la organización y se agobian con una lista de tareas pero es un método no solo disciplinario sino muy práctico y funcional. Resulta que es tan sumamente bueno para el día a día que es capaz de proporcionar la felicidad a aquellxs que lo pongan en práctica. Los escandinavos tienen la corona de los que saben encontrar la tranquilidad y la alegría sea cual sea el contexto que se les presente. Es más, tienen hasta un vocabulario concreto para ello.

En Suecia la filosofía de vida con la que se alcanza la felicidad tiene relación con acomodarse a lo que se tiene y lleva por nombre lagom. En Dinamarca y Noruega la palabra relacionada con la felicidad es hygge, una paz que se alcanza disfrutando de los pequeños detalles y en Finlandia son más naturales y basan su filosofía en el hecho de estar tumbadx en el sofá en ropa interior, este arte lleva por nombre kalsarikänni.

En España no hay ninguna filosofía concreta con nombre y apellido pero también es cierto que se trata de un país donde es posible disfrutar de muchas cosas: buen tiempo, buenos paisajes y buena gastronomía. Aún así, casi a modo de plan B, ha nacido el libro Deberes de vida, la lista de tareas para aprender a disfrutar de la vida del Profe Manolo y publicado por la editorial Montena el pasado junio. El Profe Manolo es Manuel Gordillo Torres. El autor nació en Córdoba y es profesor de educación primaria. Hace algún tiempo se hizo famoso por la lista de tareas que les envió a sus alumnos para realizar durante un verano. En esa lista aparecían tareas como: ver un amanecer, ir a dormir muy tarde, enviar una postal, aprender chistes nuevos… una serie de actividades que escapan de lo usual y que motivaba a los alumnos a disfrutar de estas pequeñas peculiaridades de la vida que suelen olvidarse.

Magia infantil

Al ser Manuel Gordillo el autor de este libro, y por su función de profesor de educación primaria, lo ideal es cambiar un poco el chip y retomar ese espíritu más infantil que tenemos dentro. Cuando crecemos nos atrapa la seriedad, las responsabilidades y las obligaciones. La verdad es que ser adulto, a veces, no mola nada. Entre las redes sociales, la imponente búsqueda del éxito, la imposibilidad de aceptar el fracaso y la constante presión en alcanzar la perfección, se va derivando, poco a poco, en problemas como la ansiedad o la depresión. Así que la lista de deberes invita a dejar un poco de lado esta contaminación que nos genera el trabajo y la rutina para concentrarnos en los pequeños detalles que no hacemos desde la infancia.

El libro comienza con una lista de 43 actividades para realizar. Algunas de ellas, las que ya has hecho, puedes marcarlas. No obstante, hay muchas de ellas que solo hemos hecho —como decíamos antes— en la infancia. ¿Por qué dejamos de hacerlas?, ¿por qué dejamos de potenciar nuestra creatividad o nuestra diversión? o bien, ¿en qué momento dejó de ser divertido cantar, bailar, jugar o construir fuertes en mitad de nuestro salón? Aunque el libro parece que va más orientado a niñxs de todo el planeta, funciona también para adultos y propone actividades como: ver amanecer, hacer limonada casera, ir a la montaña a mirar las estrellas, tirarse a una piscina y salpicar a todxs, disfrazarse, visitar pueblos o rincones desconocidos de la ciudad, decir te quiero mirando a los ojos o dar todos los días, al menos, tres abrazos.

Reconexión

Sin duda alguna las actividades propuestas en el libro no solo nos invitan a rescatar a ese niñx interno que aún tenemos dentro sino también a compartir, a reconectar con nuestro entorno, con las personas cercanas, a crear lazos... La vida adulta nos va separando de este contacto con lxs demás y perdemos de vista que, en un simple paseo con alguien, podemos encontrar bienestar y satisfacción. Cada una de las actividades propuestas en el libro se concreta y se extiende en las páginas siguientes. Encontramos datos, consejos y fórmulas diferentes. Es posible, también, completar con opiniones o experiencias a modo de diario.

La lista de 'deberes' es una forma de construir nuevas experiencias y de adquirir nuevas perspectivas en lo que se refiere a vacaciones o a tiempo libre porque propone planes que, por lo general, no pensamos. Hay un punto que el autor recalca y es que debemos "poner en valor la importancia del desarrollo emocional y personal por encima de lo académico". Hay que soltarse, saltarse las normas, dejar de pensar que como adultos, debemos ser serios, responsables y divertirnos yendo a tomar un cóctel o una cerveza después del trabajo. Y a ver, que eso está muy bien pero hay algo más allá y retomarlo nos reconectará con nosotrxs mismxs, con el entorno y con lxs demás.

Crea tu fórmula

Aunque en el libro se propone una serie bastante larga de planes y actividades, está en nuestra mano crear nuestra propia fórmula. Añadir experiencias que creemos que nos pueden hacer bien. Utilizar la imaginación y la creatividad que aún tenemos para pensar en qué hacer durante nuestro tiempo libre o con qué actividades podemos fusionar la rutina. Sobre todo para conseguir que sea más llevadera y menos estresante. El estrés, si no lo sabías, puede generar dolores de cabeza frecuentes, diarrea, cansancio excesivo, cambios de humor drásticos, cambios de peso, insomnio o músculos tensos. Y nadie quiere tener esos síntomas en su día a día.

Resultado de imagen de dance rain gif

Aprovecha tu tiempo libre, disfruta de la naturaleza, crea, diviértete, quiérete, exprime los momentos junto a amigxs y familiares, contagia a lxs demás con tu alegría, abandona la seriedad y la vergüenza, al menos por un rato. Tanto el libro como nosotrxs te invitamos a probar y, si resulta que no te gusta, puedes volver a tu día a día.