El libro de filosofía que te ayuda a callar a los que citan a Paulo Coelho

Masato Tanaka y Tetsuya Saito son casi dioses en Japón: en poco más de 300 páginas te cuentan 2.600 años de pensamiento Occidental, un libro del que agradecerías haber tenido en el instituto y que no vas a soltar hasta el último de tus días

Los filósofos son gente que dedica su tiempo a pensar y deberíamos aprovecharnos más de ellos. Poderle dedicar varias décadas de tu vida a reflexionar sobre el sentido de las cosas es una ocupación que en la antigua Grecia estaba tan valorada que te convertía directamente en un privilegiado de la sociedad. Actualmente, como todo va tan deprisa, ser filósofo es prácticamente imposible. Sí, los hay, y muy buenos, aunque la mayoría tengan que combinarse con trabajitos en la universidad, artículos en prensa y otros oficios que les pagan el alquiler.

Alguno de ellos seguramente habrá intentado (con mayor o menor éxito) hacerte entender conceptos como "la idea" de Platón, "la cosa en sí" de Kant o la diferencia entre "el ente" y "el ser" de Heidegger. Las clases de filosofía son como un pequeño reto que consiste en entender, como atrapar una idea que huye como un pececito en el mar de tus dudas. Así se sentían también Masato Tanaka (si buscas su nombre en Google te aparecerá un luchador japonés bastante exitoso) y Tetsuya Saito, los autores que consiguieron reducir los 2.600 años de pensamiento occidental a poco más de 300 páginas de ilustraciones para acercar al gran público ideas que son difíciles no solo para ti.

Blackie Books

Ahora son medio dioses en Japón. El libro, Gran historia visual de la Filosofía (Blackie Books) es una locura en Japón, donde los estudiantes lo usan como una base sólida para sus estudios y los adultos, básicamente, para todo en la vida. Como nos cuenta Román Aday en su canal Filosofía Nivel Usuario, escuchar a los sabios te da herramientas para tu vida cotidiana. Por ejemplo, conocer qué pensaba Kierkegaard de la angustia, te hace más llevadero el tremendo sentimiento de ansiedad que te da el día a día; entender la modernidad líquida de Bauman te alivia si sientes que cambias de amigos con demasiada frecuencia; o el concepto de vigilancia de Foucault te explica muchas cosas sobre cómo funciona una pareja controladora.

El éxito que ha tenido en los últimos años la llamada "novela filosófica" El mundo de Sofía, que se convirtió en un auténtico best-seller, demuestra que las vidas mundanas que llevamos nos exigen entender mejor a los grandes pensadores de la Historia. Por suerte, la versión de Tanaka y Saito es mucho más elegante, más exhaustiva y va mucho más al grano, sin perderse en la historia innecesaria de la niña confundida con la vida que se apasiona por la filosofía y que va acumulando capítulos que decenas de páginas sobre cada autor (y que además, sorpresa, se llama Sofía, "saber" en griego).

Blackie Books

Por supuesto, no faltarán las voces críticas que digan que la Gran historia visual de la Filosofía es reduccionista, pero para nosotros es la herramienta perfecta para empezar a entender las ideas. Luego, siempre estarás a tiempo de ir ampliando pero, de verdad, que si te pierdes, puedes volver a ella para encontrar el camino. Está organizado a la vez como un diccionario, un libro de texto y un manual cronológico y, cómo no, se toma solo dos páginas, con sus respectivos dibujitos, para explicarte cómo puedes utilizarlo: cada capítulo (van por etapas) tiene una línea de tiempo, fichas de sus autores más importantes (con nacionalidad, fecha de nacimiento y muerte, minibiografía, característica básica de su pensamiento, frase más importante, resumen de su filosofía) y fichas de los conceptos clave (con su etimología, autores y obras importantes, conceptos relacionados, antónimos). Todos los elementos están interrelacionados por el número de página (si fuera una web, sería un link).

En fin, es un manual completo, completo que te ayudará tanto a estudiar como a tener un referente para tu día a día en caso de que quieras saber qué haría uno de los grandes sabios de la historia de la humanidad en caso de enfrentarse a un drama como los tuyos. Tener a mano la filosofía es siempre un alivio.