Los jóvenes están eliminando su cuenta de Facebook a una velocidad de vértigo

Las encuestas muestran que los jóvenes prefieren utilizar otras redes sociales como Youtube, Instagram o Snapchat

Hubo una época, hace no demasiado tiempo, donde nuestra vida era casi inconcebible sin Facebook. Pero aquel romance entre la red social de Zuckerberg y los jóvenes parece estar alcanzando su fin. No en vano, y según un estudio realizado por el Pew Research Center de Washington, hasta el 44% de estadounidenses de entre 18 y 29 años decidieron eliminar la aplicación del móvil durante el 2017. Número que contrasta enormemente con la cifra de usuarios mayores de 65 años que hicieron lo mismo. Solo un 12%. Nuestras sospechas parecen ser ciertas: Facebook se está convirtiendo en la red social de padres y abuelos.

Andrew Perrin, investigador analista que difunde el estudio, considera que existen dos grandes motivaciones que explican este fulminante abandono. En primer lugar, y basándose en otra encuesta del Pew Research Center de este mismo año, Perrin apunta al éxodo masivo hacia otras plataformas sociales. Mientras que solo el 51% de los encuestados declaró utilizar Facebook, las cifras fueron muchísimo más elevadas para el resto de grandes redes sociales: un 85% declaró utilizar Youtube, un 72% declaró utilizar Instagram y un 69% declaró utilizar Snapchat. El mayor atractivo de estas apps ha ido ensombreciendo a Facebook.

En segundo lugar, Perrin culpa de esta desinstalación colectiva al sentimiento de inseguridad que inspira la red social desde que se conociera que la consultora Cambridge Analytica había estado recopilando —sin consentimiento— información de millones y millones de usuarios de Facebook para, presuntamente, influir en las elecciones que convirtieron a Donald Trump en presidente de los Estados Unidos. Revelaciones que han generado también mucha indignación. El movimiento #DeleteFacebook lleva meses desarrollándose en el país norteamericano. Y su efecto, a la vista de las estadísticas, parece evidente.

Porque otros datos de la encuesta lo revelan. Al menos el 54% de los usuarios interrogados afirmaron haber cambiado los parámetros de confidencialidad durante el último año. La gente no termina de fiarse. Y cuatro de cada diez encuestados aseguraron haberse tomado un descanso de varias semanas o más de Facebook. De hecho, el pasado mes de julio la compañía de Zuckerberg sufrió el mayor desplome en bolsa de toda su historia: sus acciones cayeron un 19%, unas pérdidas de unos 137.000 millones de dólares. Nunca había perdido tantos usuarios y nunca había tenido tantos pocos usuarios nuevos diarios. El futuro de Facebook está en el aire.