Inventan una cerveza con alcohol que no genera resaca y que mantiene todo el sabor

La cerveza es una de las bebidas protagonistas de terrazas y casi del verano, imagínate poder beber la cantidad que quieras y no tener dolor de cabeza al día siguiente

Lo imaginas. Ahora, mientras estás trabajando, puedes visualizar ese momento: tú con amigxs en una terraza, cerca del mar, con una luz del sol que te molesta en los ojos y con una fría y refrescante cerveza entre las manos. Ese instante es mágico. Luego viene otra cerveza y otra y otra. Pero, ¡ey! tienes que parar porque al día siguiente trabajas, tienes que madrugar y no hay nada peor que ir al trabajo con resaca. Ese dolor de cabeza insoportable que va desde la frente hasta la nuca y que no le deseas a nadie. Justamente ese dolor podría desaparecer con una nueva receta, ¿lo imaginas? Poder beber la cantidad de cerveza que quieras, que tenga el mismo sabor y que, además, no te de resaca. Pues ahora es posible. Y sí, se trata de una cerveza que sigue llevando alcohol, que la 0,0 ya la conocemos.

El secreto mágico viene de la mano de un grupo de investigadores rusos de la Universidad Federal de los Urales (URFU), situada en la ciudad de Ekaterimburgo. Para que la cerveza con alcohol no genere resaca, los científicos le han agregado a la bebida extractos de diferentes plantas y algas que reducen los efectos tóxicos del alcohol"Seleccionamos los modos y condiciones, en particular, la temperatura, cambiando así las propiedades de la levadura, así como el uso de aditivos de sabor", dice la investigador Elena Kovaleva. “Además hemos utilizado extractos de algas kudzu (una raíz con propiedades relajantes) y chlorella (un alga con defecto depurador) para elaborarla. En otras palabras, como resultado de nuestro trabajo, la cerveza también se convierte en un producto funcional y hasta es sano".

Los científicos no solo han utilizado plantas y algas para la nueva composición sino que, además, le han adherido vitaminas y minerales que le dan a la cerveza propiedades anticancerígenas y antioxidantes. A partir de los desechos han generado otros alimentos: "Utilizamos un grano de cerveza fermentado —un desecho de la industria cervecera— para hacer galletas y barras de granola. Se trata de un ingrediente que, además, es adecuado como aditivo para la harina de avena que produce alimentos. Se puede tomar como suplemento dietético", agrega Kovaleva. Todos estos productos tienen un coste bajo, lo que significa que la nueva receta para elaborar esta cerveza no haría que su precio aumente.

Así que estos químicos han conseguido crear una cerveza que mitiga los efectos dañinos del alcohol para que aquellos que la beben no sufran dolores de cabeza, sigan disfrutando de su sabor y, además, obtengan vitaminas y minerales que son saludables para sus cuerpos. Aunque, claro, todo dependerá de la cantidad que se ingiera ya que incluso las cervezas sin alcohol (con menos de un 1% de alcohol en su composición) podrían causarte una buena resaca si la bebes por litros. Por tanto, aunque esta cerveza ayude a evitar la temida resaca, los milagros no existen