La fotógrafa con agorafobia que retrata el mundo a través de Google Maps

Y ahora que todos estamos un poco como ella, quizá su testimonio nos aporte un poco de positividad y de perspectiva

Encerradxs en casa, mirando el mundo por la ventana y con Internet como la única forma de viajar. Así se sienten los días de este encierro forzoso. Pero para Jacqui Kenny, una neozelandesa que vive en Londres, el confinamiento no empezó con el coronavirus. Sus días encerrada en casa empezaron en los 90, cuando desarrolló agorafobia, es decir, ataques de pánico al salir de casa, una patología que vive entre el 2-4% de la población mundial.

Lleva diez años sin pisar el metro, el tren o un avión. Y, sin embargo, desde 2016 ha podido viajar por todo el mundo. ¿Cómo? Igual que tú has hecho cientos de veces: con el Street view de Google. “Abría el Maps para viajar a lugares lejos y olvidarme de mis problemas. Buscaba por Mongolia, Senegal o Chile pueblos remotos y paisajes vacíos, joyas arquitectónicas y personas anónimas, todos congelados en el tiempo. En seguida el universo paralelo del Street View me capturó e hice muchísimos pantallazos que guardé para mí misma”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Agoraphobic Traveller (@streetview.portraits) el

Con su portfolio listo, en 2016 decidió hacer públicas sus imágenes y creó una cuenta de Instagram para colgar las mejores (de miles de capturas de pantalla, apenas consideró que valieran la pena unas cien), bajo el pseudónimo de Agoraphobic Traveller (@streetview.portraits). “Quería ser fotógrafa, un sueño que había desterrado al darme cuenta de las limitaciones de mi mundo. Pero me di cuenta de que estas capturas del Street View podían ser igual de hermosas y emotivas como la fotografía tradicional”, cuenta en un portal británico de salud mental.

“Sus fotografías podrían confundirse con las de un profesional”, asegura un artículo de El País. Ella reconoce que, aunque es una aficionada, viajar tanto por estas imágenes le ha dado criterio artístico. Un valor que no solo sus 120k seguidores han aplaudido, sino que hasta Google reconoció, organizándole una exposición cuyos beneficios fueron para la investigación en las enfermedades mentales. “Me costó mucho, pero logré coger un vuelo con el apoyo de Google y mis seguidores”, añade en el mismo artículo.

Jacqui Kenny | mentalhealth.org.uk

Ahora se ha convertido en un referente de las personas que sufren agorafobia y le escriben para pedirle consejo: “me cuentan muchas historias”, por ejemplo, una venezolana que quería emigrar y tenía miedo de coger un avión, o una inglesa que quería hacer un máster, pero tenía que viajar a otra punta del país y no se atrevía. Al final, ambas pudieron. “Sentí un gran orgullo, fueron tan valientes”.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Una publicación compartida de Agoraphobic Traveller (@streetview.portraits) el

Más allá de viajar por todo el mundo y poder cumplir su sueño de ser fotógrafa sin que las limitaciones de su enfermedad le paren los pies, ha aprendido a llevar la soledad, otro de los muchos síntomas colaterales de su encierro —“te sientes aislado del mundo y de la gente que amas”— y que, como advierte en la entrevista de El País, puede ser un paralelismo con la situación que vivimos todxs ahora mismo. Recomienda “encontrar una forma de levantar el ánimo. Yo transformé mis limitaciones en algo positivo y enriquecedor. Espero que todos encuentren su propio camino”.

CN