Tener demasiada experiencia sexual te dificulta encontrar pareja

Aunque parezca lo contrario, la mayoría tiende a rechazar como pareja estable a personas que ha tenido muchas experiencias sexuales 

Estamos en el año 2021. Han transcurrido más de 5.000 años desde que los seres humanos comenzamos a funcionar como sociedad y creamos las primeras civilizaciones. Empleamos inteligencias artificiales como asistentes personales. Y estamos planteándonos crear una pequeña aldeita en Marte. ¡En Marte! Pero por lo visto hay cosas que nunca cambian. Como que sigamos teniendo prejuicios negativos hacia las personas que poseen un amplio historial sexual. Siempre fue así y, ahora, con la apertura sexual que parece reinar, alguien podría pensar que estamos deshaciéndonos de ello. Pero para nada. Las seguimos juzgando.

O al menos así lo reporta la investigadora en sexualidad y relaciones íntimas Lucia O'Sullivan en un artículo para Psychology Today. En sus propias palabras, "los investigadores han hallado un sesgo negativo constante contra las personas con un número mayor de parejas" que provoca que "tendamos a ver a estas personas como malas opciones para parejas o amigos a largo plazo, aunque ocasionalmente son aceptables para tener una aventura casual a corto plazo". Dicho de otra manera: que si hemos tenido relaciones sexuales con mucha gente es más probable que solo nos quieran para un polvo y no para algo más serio.

 Y no es una cuestión de género. Es cierto que, históricamente, en las sociedades machistas se ha tratado de un modo muy diferente al hombre sexualmente muy activo de la mujer sexualmente muy activa. El primero era contemplado (y es contemplado todavía) como un triunfador entre sus iguales, mientras que la segunda era (y es por desgracia aún en cierto grado) condenada automáticamente. Esa es la razón por la cual, apunta O'Sullivan, "las mujeres tiendan a reportar menos parejas sexuales de las reales y los hombres tienden a reportar más de la cuenta". Los estereotipos siguen pesando muchísimo en la conducta.

Pero, a tenor de investigaciones como esta, no resulta muy productivo para ellos inflar sus cifras. ¿La razón? "Por lo general, los hombres con mucha experiencia sexual son calificados tan negativamente como las mujeres con mucha experiencia, aunque generalmente esperemos que a las mujeres les vaya peor que a los hombres en el juicio", explica esta experta en sexualidad. Para aclararlo: puede que a los hombres esto de fardar de experiencias sexuales les reporte algún beneficio social, pero desde luego les perjudica de igual manera si están buscando relaciones sentimentales profundas. Tampoco se salvan de la crítica.

Porque sí, "tanto hombres como mujeres expresan igual renuencia a involucrarse con alguien que creen que tiene un pasado sexual extenso". Por otro lado, y según esta otra investigación, "a menos que una persona se encuentre en una etapa temprana de su vida sexual, también se estigmatiza no tener parejas anteriores". Hasta tal punto que "las personas sin experiencia sexual fueron calificadas como menos atractivas". La clave parece estar en una experiencia sexual de baja a moderada, dice O'Sullivan. Pero eso son solo prejuicios. El camino vital de cada persona es único. Parémonos a reflexionar un segundo antes de descartar.