Diccionario de la palabras exóticas que ojalá tuviéramos en nuestro idioma

Muchas veces tenemos que utilizar ocho palabras para dedicarnos a una sola cosa: aquella que en otros países pueden designar con una sola palabra perfecta

En Código Nuevo le hemos dedicado artículos enteros a palabras extranjeras que nos parecen una genialidad. El kalsarikänni, por ejemplo, es el arte finlandés de encontrar la felicidad en ropa interior. El niksen es la forma que tienen los holandeses de no hacer nada para mejorar su bienestar. Schadenfreude, en alemán, es esa alegría maligna que te invade ante las desgracias de los demás. Como os gustan tanto como a nosotros, hemos decidido traeros una cuenta de Instagram que está tan preocupada como nuestro equipo por las maravillas que se encuentran en los idiomas de los demás: Pictoline.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Palabras que no existen en español (pero deberían) Vol. 3 #palabras #español #conceptos #ilustracion

Una publicación compartida de Pictoline (@pictoline) el

Desbundar (portugués). Cuando te lo estás pasando tan bien que te da bastante igual hacer el ridículo. El equivalente a desparramar. 

Gigil (tagalo). Esa tentación de pellizcar a alguien que te gusta y que no puedes evitar.

Kiling (filipino). La emoción que sientes al hablar de tu crush.

Mamihlapinatapai (yagán). Dos personas se miran, se gustan, pero no acaban de lanzarse. Típico.

Pihentagyú (húngaro). Esos momentos en los que estás tan relajado que la creatividad te desborda. Te salen los chistes como si nada.

Pictoline.

Saudade (portugués). La palabra más famosa y única de Brasil: la morriña que te da perder algo o a alguien y no poder recuperarlo, pero también de algo que se anhela o se desea con toda tu voluntad pero sabes que no puedes tener. Tiene mucho que ver con los marineros que se marchan sin saber si podrán volver a ver su país.

Schnapsidee (alemán). Te emborrachas y apareces en una ciudad a cientos de kilómetros porque en medio del pedo se os ha ocurrido meteros en un tren. Son todos esos planes maestros que se te ocurren con tus amigos cuando vais de fiesta.

Shinrin-yoku (japonés). Rodearte de la naturaleza para absorber toda su energía.

Pictoline

Sisu (finés). Es esa valentía que sientes de repente y sin explicación ante una situación adversa.

Sukha (sánscrito). La felicidad verdadera y trascendental.

Tarab (árabe). La sensación de felicidad que te da la música.

Tartle (escocés). Cuando estás presentando a dos personas y no recuerdas sus nombres.

Pictoline

Torshclusspanik (alemán). Es el miedo con el que vivimos todos: que se nos esté terminando el tiempo para hacer algo que queremos.

Uitwaaien (holandés). Salir a que te dé el aire y despejar la cabeza.

Yuán-Bèi (chino). La sensación de haberla clavado. Hacer algo de diez.