Desarrolla tu inteligencia contextual para arrasar en las entrevistas de trabajo

En un mundo tan cambiante como el actual, no solo importan tus conocimientos técnicos de informática, lengua o matemática. Hace falta algo más, esa habilidad que te permita adaptarte a cualquier contexto con éxito

Hay muchas inteligencias. La emocional, tan preciada e indispensable para estar bien con nosotros y con los demás, por ejemplo. También las más “funcionales”, como la matemática, artística o lingüística, que determinan tus capacidades y habilidades. Aunque todas estas son importantes, en el mundo laboral, cada vez más se busca un tipo muy concreto de inteligencia: la contextual. Esa que, como asegura la BBC, distingue entre técnicos especializados y responsables, jefes, encargados. Esa que, aunque carezcas de las habilidades adecuadas, te sirve para rendir al máximo bajo cualquier tipo de situación y presión. Una inteligencia no solo deseable en el entorno laboral: poseerla te hará la vida más fácil en cualquier ámbito vital.

La BBC define esta inteligencia “indispensable” como “la habilidad para entender los límites de nuestro conocimiento y para adaptar ese conocimiento a un ambiente diferente del que se desarrolló”. Para entenderla bien, utiliza el ejemplo de Tarun Khanna, profesor de económicas en Harvard, porque, según él, las medidas del covid están fallando en países como India o Brasil porque no se están diseñando con inteligencia contextual.

En resumidas cuentas, asegura que sus culturas son muy cercanas, no evitan el contacto físico y conviven muchas personas en espacios pequeños, mientras que en culturas como las nórdicas y la estadounidense parece más sencillo restringir este contacto e implementar la distancia. Pero imponer estas medidas en estos países sobrepoblados donde las unidades familiares son muy grandes y la base de la socialización se basa en el contacto está condenado al fracaso, toca encontrar otras medidas porque estas no se adaptan a su contexto. Es por eso que, asegura, falta inteligencia contextual en el tratamiento del covid en países que no son del primer mundo: los dirigentes no intentan entender la situación del país y, directamente, copian las medidas han resultado exitosas en otros lados, aunque no tenga sentido por su propio contexto. "Se ha caído en la misma trampa de no respetar la idea de que hay que ser conscientes de las condiciones locales cuando intentas implementar algo", afirma.

Otro experto en el tema, Joseph Nye, politólogo en Harvard, compara la inteligencia contextual a “los conocimientos de la calle”, la típica “universidad de la vida” de la que tanto nos reíamos cuando los "tetes" usaban el término en los 2000. Asegura que todas nuestras experiencias sirven, que no debemos aprender solo de lo que hay en la academia, sino que debemos sacar conocimiento de todos lados: “aunque tu negocio sea tecnológico, en última instancia, tu tecnología solo funcionará para cambiar las cosas en una sociedad si apela al hombre y a la mujer de la calle. Para hacer eso, debes pedir las opiniones, no solo de tecnólogos, expertos financieros y funcionarios gubernamentales, sino también de activistas sociales, adolescentes, periodistas”, advierte.

En resumen, la inteligencia contextual es una “habilidad intuitiva” que, conociendo la situación en tu terreno o campo, te permite “crear estrategias inteligentes en situaciones nuevas e inesperadas. Ahí está otra clave de la inteligencia contextual: la capacidad de interpretar las nuevas realidades”. Para entrenarla, ambos expertos recomiendan lo mismo. Relacionarte con todo tipo de personas, viajar lo máximo posible y, siempre, interpretar las motivaciones de los demás. Nadie hace nada porque sí. Todas las acciones de las personas están justificadas por su ideología, cultura o entorno social y familiar. Intenta entender estos factores y cómo determinan sus acciones. Así, ante cualquier crisis o situación desesperada, ganarás nuevas herramientas, porque tendrás más datos sobre contextos ajenos. Y esta es, precisamente, la cualidad que, en un mundo tan cambiante como el nuestro, más se busca.