Cosas que haces cada día y que se consideran una falta de respeto en el extranjero

En algunas latitudes se considera que España es un lugar en el que nuestros modales dejan mucho que desear

Lavadoras a medianoche, la típica persona que te tira el humo del cigarro desde la otra mesa de una terraza o la gente que se pasea por la biblioteca en tacones. La gente maleducada existe en todo el mundo pero, a veces, lo que se considera de mala educación (y lo que no) varía enormemente dependiendo en qué lugar del mundo te encuentres. Y, aunque a ti te sorprenda, en algunas latitudes se considera que España es un lugar ruidoso en el que nuestros modales dejan mucho que desear. 

Pero, como nadie es perfectx, en el suplemento Buena Vida de El País han elaborado un artículo en el que se recogen todas aquellas cosas que en países como Alemania, Finlandia o Japón son cuestiones de respeto básicas pero que en España se siguen viendo como algo excéntrico o excesivo. A continuación tienes una recopilación de las mejores junto a otras que hemos experimentado los miembrxs de Código Nuevo. 

El domingo es sagrado en Alemania

Ni cortar el césped, ni ponerte a hacer chapucillas en la casa. Los domingos en el país teutónico son para descansar y cualquier sonido fuerte está muy mal visto socialmente. Tanto es así que incluso ponerse a reciclar echando los botes de vidrio en el contenedor está de más.

Resultado de imagen de annoying noise gif

Más te vale tratar bien al camarero en Colombia

En general, a las personas de América Latina nuestra manera de hablar les parece demasiado directa y agresiva. Sin embargo, lo que quizá más les choque es nuestra total falta de cortesía ante algunas profesiones como los camareros. En Colombia el ‘por favor’ es obligatorio y el ‘gracias’ otro tanto de lo mismo. Eso de ‘jefe’ o lanzar un grito no es una posibilidad con uno de sus mesoneros.

En Finlandia no quieren que vayas de sobrao

Presumir de lo jugosa que es tu nómina o de lo bien que te va en tus inversiones es lo peor que puedes hacer en los países escandinavos en general y en Suecia y Finlandia en particular. La modestia llega a tal punto que se espera que te restes méritos ante cualquier logro para no ser mal visto.

Jamás te enrolles hablando en Noruega

La típica situación de encontrarse con un compañero de trabajo un domingo o un vecino en la escalera en Noruega únicamente debería resolverse con un ‘hei’ o, si te vienes arriba, un ‘hei sann’ (hola). Lo más probable es que la otra persona con un escueto ‘ha det’ (adiós) y aquí debería acabar todo. Iniciar una conversación o alargar el saludo más de lo necesario es algo que los nórdicos no soportan y huirán despavoridos la próxima vez que se crucen contigo.

Resultado de imagen de talking too much gif

En el Reino Unido se saluda en el bus

Si te subes a uno de esos famosos autobuses de dos pisos de Londres jamás te olvides de saludar con un educado ‘good morning’ o ‘good evening’. Y no importa si vas con prisas, si estás cerrando el paraguas o si no encuentras el móvil, el señor sentado en su asiento te observará para que des muestras de que ya controlas las fórmulas de cortesía más británicas. 

Nada de humo en las aceras de Japón

Desde 2002 hay muchos barrios de Tokyo en los que pasearse con un cigarro está tan prohibido que en caso de incumplirlo se te podría multar con 150 euros y exponer tu nombre en el periódico local a modo de castigo o escarnio público. El objetivo es que nadie en esas zonas tenga que soportar la desagradable experiencia de caminar detrás de una chimenea de tabaco aunque también es cierto que en el país oriental aún se permite fumar en zonas habilitadas en muchos lugares. 

Resultado de imagen de smoking gif

Visitar a tus padres es una obligación en China

La Ley de Derechos de los Ancianos ordena a los hijos adultos visitar con regularidad a sus padres. No es que suela aplicarse porque no resulta necesario ya que la atención a los mayores es una tradición muy arraigada, pero en caso de litigio los progenitores siempre podrán reclamar ser atendidos y un mínimo de visitas anuales.

Singapur no quiere tu chicle en las aceras

Eso de mascar el chicle, sacarle el sabor y escupirlo a la acera como si nada no es que solamente sea algo asqueroso, sino que en Singapur está prohibido. Pero también escupir saliva, tirar basura o pintar grafitis. Desde la independencia en 1965 la ciudad-estado del sureste asiático se ha esforzado por convertirse en un oasis de la civilización y las buenas costumbres. 

Echar tufo a perfume es tabú en Canadá

Las personas con un olfato sensible pueden llegar a vomitar ante la colonia más vendida entre los jubilados de nuestro país: Brummel y Varón Dandy. No es broma, las personas con sensibilidad a los químicos que llevan los perfumes pueden experimentar náuseas, mareos, dolores de cabeza y hasta palpitaciones. Es por ello que para proteger las narices más sensibles los canadienses evitan a toda costa llevar perfumes demasiado intensos en espacios cerrados o lugares de trabajo.