Este es el anticonceptivo que puedes llevar en pendientes, collares o relojes

Para que no te saltes una dosis nunca más

La píldora anticonceptiva tiene una gran desventaja. Y no, no hablamos de que sea una bomba hormonal con un montón de efectos secundarios, que también. Hablamos de los quebraderos de cabeza (alarma incluida) que conlleva para no olvidar tomarla cada maldito día. Una faena. Pero eso está a punto de cambiar: investigadores estadounidenses del Instituto de Tecnología de Georgia acaban de diseñar un anticonceptivo que puede adherirse a los pendientes, collares, relojes y demás joyería, una manera para no volver a olvidar una dosis.

"¿Qué? ¿Como un parche de nicotina?". Sí, exactamente como eso. De hecho, este nuevo anticonceptivo utiliza la misma tecnología de parche transdérmico que los famosos tratamientos antitabaquismo. Más concretamente, y como resumen los investigadores en el informe publicado en el Journal of Controlled Release, estos parches, en contacto con la piel al estar adheridos a las joyas, liberan la hormona levonorgestrel en el torrente sanguíneo de forma continuada durante las 16 horas que las llevamos puestas. Discreto. Seguro. E ideal para personas despistadas, si son aficionadas de la bisutería.

Porque aunque esta joyería anticonceptiva fue desarrollada para mujeres en países en vías de desarrollo que no tienen, por desgracia, acceso continuado y estable a la atención médica, también podría solucionarle la papeleta a tantas otras mujeres del resto del mundo. Una preocupación menos. Así lo explica Mark Prausnitz, uno de los autores de la investigación: "Debido a que ponerse joyas es parte de la rutina diaria de una mujer, esta técnica puede facilitar el cumplimiento del régimen de medicamentos. Cuantas más opciones de anticonceptivos estén disponibles, mejor para las mujeres".

Y probablemente también para los hombres. Como ya os contamos, el instituto LA Biomedical está desarrollando una píldora anticonceptiva masculina basada en la combinación de dos hormonas que disminuyen la producción de esperma sin destrozar la libido. Estará disponible aproximadamente en diez años y, quién sabe, quizá también en formato parche, si la versión femenina tiene éxito. De todas formas, este parche-bisutería también se encuentra aún en formato experimental y solo ha sido testado en cobayas de laboratorio. De momento, alternativas hay muchas. La elección es tuya.