Airbnb regala tres meses con todo pagado en un pueblo italiano con una sola condición

La empresa seleccionará a cuatro personas que tendrán un hermoso alojamiento y la mejor gastronomía local entre otras cosas

Tres meses en un pueblo italiano sin pagar absolutamente nada. Vamos, unas vacaciones completamente gratis. El lugar elegido es Grottole, al sur de Italia, un pueblo de poco más de 2.000 habitantes que pertenece a la provincia de Matera en Basilicata. Airbnb y una ONG local (Wonder Grottole) se han unido para ofrecer a cuatro personas —de todo el mundo— una estancia de tres meses en este pueblo con todos los gastos cubiertos (alojamiento, comida y ocio) desde junio hasta agosto. Se aprenderá el idioma, la cultura y las costumbres con el objetivo de darle un poco de revitalización a esta región. Eso sí, hay una sola condición: después de haberse hecho a la rutina del lugar serán los encargados de enseñárselo a los turistas que lleguen, hacer de anfitriones, de guías vaya.

Se trata de una oportunidad para alejarse de la ciudad, del caos y del ruido del tráfico. Grottole es un lugar pequeño, tranquilo, donde se estila la vida en el campo sin estrés ni preocupaciones. De hecho, el pueblo tiene una productora de aceite de oliva y los vecinos viven del cultivo agrícola y del pastoreo, así como también de la cerámica que la trabajan de forma tradicional para luego comercializar sus creaciones. Los afortunados que se inscriban en este enlace para entrar en el sorteo aprenderán también sobre apicultura y, por supuesto, a hacer su propia pasta fresca.

El dinero que Airbnb recaude de la estancia de los turistas que vayan a hospedarse en Grottole irá destinado al mismo pueblo ya que se trata de una zona que está en peligro de despoblación, es decir, de convertirse en un pueblo fantasma. Hay más de 600 casas abandonadas y este dato fue uno de los decisivos para la ONG a la hora de buscar el respaldo de la multinacional de alojamientos turísticos. Ellos mismos han recalcado que “se trata de un proyecto experimental que quiere reunir a personas de todo el mundo para establecer nuevas relaciones y crear nuevas soluciones para la agricultura y el turismo junto a la comunidad local”.

En la web para inscribirse se pueden conocer más detalles del lugar: algunos de los vecinos que viven en la zona, desde personas jóvenes hasta más adultos que tienen ganas de que su pueblo no caiga en el olvido y, por ello, transmitirán sus conocimientos a las cuatro personas que vayan a convivir con ellos durante el próximo verano. Las solicitudes serán aceptadas hasta las 12 de la noche (hora central europea) del próximo 17 de febrero de este mismo año. En el formulario, además de los datos básicos, habrá que escribir el motivo del deseo de esta estancia y qué habilidades (artísticas o no) o pasiones tienes y si éstas pueden contribuir al pueblo.