5 consejos para superar el bajón de ser despedido

Lo mires como lo mires, el primer despido de tu vida laboral siempre provoca una sensación extraña

No importa lo precario, lujoso o triste que pueda ser tu trabajo. Te guste o no, llegará el día en que lo pierdas. Ya sabes, esa situación en la que tu jefe/a te llamará a su despacho y luego , quizás, esa mirada incómoda de tus compañeros que ya se habían enterado antes que tú de que te iban a dar la patada pero que por pena —u odio— no te quisieron decir nada. Lo mires como lo mires, el primer despido de tu vida laboral siempre provoca una sensación extraña que te puede dejar muy tocado/a si no aprendes a gestionar el tsunami de emociones que suele acompañar.

Resultado de imagen de crying gif

Es por ello que el coach Marty Neko ha elaborado una lista en Psychology Today con cinco importantes pasos a seguir el día en el que tu relación laboral llegue a su fin. “Muchos de mis clientes se dieron cuenta de que cuanto más duraba el proceso de asimilación más les costaba seguir adelante. Los pensamientos negativos ocupaban sus mentes reviviendo una y otra vez todo lo que ellos consideraban una injusticia”, señala Neko que ideó sus pasos en base a estas experiencias. Puede que con estos consejos no consigas llegar a fin de mes, pero sí que te ayudarán a afrontar la situación con más ánimos y positividad.

1. Concédete 30 minutos de duelo

Sal a pasear y saca toda tristeza, llanto o frustración durante media hora hasta que no quede nada en tu interior. Cuando estés más sereno/a regresa y comienza a pensar cómo podrías utilizar todos esos sentimientos para impulsarte hacia tu nueva situación. Te sentirás mejor y, poco a poco, verás las cosas más claras.

2. Mira en tu interior

Es el momento de echar una mirada honesta a tu interior y reflexionar sobre las lecciones que tu despido podrían aportarte. Quizá deberías plantearte si te faltó motivación o si tus habilidades no fueron las suficientes. La autocrítica podría ayudarte a no cometer los mismos errores en tu nuevo trabajo e incluso de buscar la formación necesaria para mejorar tus puntos débiles. 

Imagen relacionada

3. Escoge mejor tu próximo empleo

Posiblemente te vendría bien probar en otro tipo de trabajos o, mejor aún, intentar buscar algo que te motive más. Reinventarse siempre es positivo y quizás ahora sumes la madurez o experiencia que te faltaron cuando hiciste tus primeras elecciones. Además, recuerda que cada día surgen nuevas carreras profesionales que podrían ser muy prometedoras.

4. Tira de contactos

No te limites a mandar tu CV a ofertas de Linkedin o portales de empleo. La mejor estrategia para conseguir un nuevo empleo en un tiempo razonable sigue siendo peinar sistemáticamente tu agenda de contactos. Haz una lista con tus 10 contactos que podrían abrirte la puerta a un nuevo empleo. Tómate tu tiempo para contactarlos uno a uno por teléfono o, mejor aún, en persona. Incluso si no pueden ayudarte ahora, el hecho de que estén atentos a tu entorno multiplicará tus posibilidades de encontrar empleo.

Resultado de imagen de workmate gif

5. Prepárate para vender bien tu despido

Aunque sea realmente incómodo, lo más probable es que durante las entrevistas de trabajo te pregunten por qué motivo perdiste tu trabajo anterior. Si no tienes una buena respuesta ya la estás buscando, pero piensa que debe ser breve para que tu tiempo de entrevista no se centre en tus potenciales aspectos negativos.Ya sabes, respuestas cortas a las preguntas difíciles y respuestas largas a las cortas. 

Por último, Neko recuerda que, aunque un despido es una experiencia que puede llegar a ser muy desagradable, también puede convertirse en una llamada de atención para mejorar tus habilidades, reenfocar tu carrera o valorar con mayor objetividad tu próximo empleo.