5 cambios que puedes hacerle a tu casa para superar el estrés postvacacional

Tras varias semanas o meses de vacaciones y después de descansar y recuperar energía, volver a casa puede no solo ser agobiante sino también bastante deprimente

Te has ido de vacaciones a una casa en mitad del bosque. O quizás a un apartamento con piscina. Mejor aún: has estado descansando a orillas de una playa paradisíaca. La luz del verano se colaba entre unas cortinas y te despertabas sin necesidad de poner alarmas. Pasabas las mañanas dándote baños, paseos o rutas y, alguna que otra vez, rodeadx de amigxs, familiares o parejas. El tiempo de descanso ha sido sagrado y volver a tu vida alejada de la naturaleza era una idea más bien remota pero ¡vaya! ya ha llegado. Debes volver y tu casa tiene todo que envidiar al lugar donde has pasado tus vacaciones. De hecho, de repente, sientes que odias tu piso. Nada de él te gusta.

Calma, si sientes el impulso de redecorarlo todo, es normal. Lo dicen los psicólogos. La vuelta es el instante ideal para generar cambios, debes llevarlos a cabo para que tu entorno sea un lugar cómodo y te dé energía para este inicio poco apetecible. Aquí hay algunas ideas para que te pongas manos a la obra.

Menos es más

Pinterest

Reducir es uno de los principales consejos para llegar a un orden. El espacio libre es necesario dentro del hogar porque genera tranquilidad. Mira tu casa y piensa en la utilidad de cada mueble y de cada uno de los objetos que tengas. Septiembre es un mes de comienzo y puede ser el ideal para empezar a tirar esas cosas del pasado de las que tanto te cuesta desprenderte. La regla del menos es más deberías aplicarla también a una escala más baja: abre cajones y selecciona lo que quieres y lo que no. Lo mismo con la ropa y los utensillos. Seguro que hay muchas cosas que hace tiempo que no forman parte de tu rutina. Este ejercicio traerá un aire nuevo. Por cierto: muy necesario para la vuelta a la rutina.

Distribución y organización

Pinterest

Piensa en la forma en la que utilizas el espacio de tu hogar: ¿cuáles son los lugares en los que más tiempo pasas? ¿qué es lo que te molesta porque está siempre en medio?, ¿qué mueble tapa la entrada de luz? Hazte estas preguntas mientras observas tu piso y mejora la distribución. Mover los muebles de lugar y recolocarlos hará que la casa tenga un aspecto nuevo y esa novedad te generará buena energía. Después de hacer estos movimientos puedes ir a por la organización. No todo tiene que estar simétrico y perfecto pero una buena disposición traerá calma. Por ejemplo: todos los libros en una misma estantería, textiles como toallas y sábanas en el mismo cajón o armario... Esto te hará perder menos tiempo y tener un orden que es fácil de mantener.

Colores

Pinterest

Para la organización el color también es importante y puede servir como guía para una buena —y estética— disposición. Tanto para la ropa como para los libros, cajas u otros objetos decorativos, la organización por colores es una de las mejores opciones. No solo puedes encontrar con mayor facilidad lo que quieras sino que, a la vista, creará armonía y equilibrio.

Naturaleza

Pinterest

Di sí a las plantas, no hay más que hablar. Si eres de esas personas que no pueden mantenerlas con vida pero que desea tener muchas plantas alrededor, habla con la persona encargada de la floristería más cercana de tu casa y pregúntale cuáles son las plantas que menos atención requieren para sobrevivir. Las plantas llenarán tu hogar de vida y esto hará que te sientas más cerca de un pequeño paraíso. Es importante volver a casa después del trabajo y sentir que es un espacio en el que eres capaz de estar feliz. 

Inspírate

Pinterest

Sabemos que navegar por Internet y visitar webs como Pinterest o Instagram para obtener ideas sobre decoración, a veces, puede ser devastador. Sobre todo porque las imágenes que vemos representan pisos y casas que nada tienen que ver con la nuestra. En Internet siempre verás mejores versiones del hogar: ventanales enormes por los que entra mucha luz, sábanas impecables, cuadros con ilustraciones únicas y unos muebles que parecen de diseño (y que, seguramente, lo sean). Aunque tu casa no sea como las que ves, es posible inspirarte en ellas: ideas para organizar, qué elementos quedan mejor que otros, qué disposición se repite y qué orden tiene mayor consonancia. Todo puede funcionar como inspiración para crear un ambiente en el que vivir con disfrute y tranquilidad.