4 fiestas caseras que convertirán cualquier celebración en el evento del año

Todas incluyen los ingredientes para una noche inolvidable: creatividad, amigos y poca vergüenza ajena

En plena época navideña hay muchas, muchas fiestas. Si a Nochebuena, Nochevieja y Reyes le sumas posibles cumpleaños y reuniones anuales de amigos, al final tenemos semanas cargadas de alcohol, excesos y muchos planes. Pero todas estas fiestas al final acaban siendo un poco lo mismo: cena, copas y largas conversaciones de mesa. Por eso, te proponemos cuatro formas de reinventar tus fiestas caseras para que sean noches inolvidables.

1. Una ABC party

La ABC party es el acrónimo de Anything But Clothes party. Es decir, una fiesta con un código de indumentaria muy concreto: cualquier cosa menos ropa. Eso va desde vestidos hechos con bolsas, disfraces de robot con cajas de cartón, una toga hecha de papel, un sujetador con papel de plata… Cualquier material es bueno siempre y cuando no sea una prenda de vestir. Ah, y no se vale cruzar las puertas de la casa vestido y cambiarse en un baño. Las reglas son claras, nada de ropa cuando se cruza la puerta. Así que toca ir desde casa disfrazado.

Aaron Brown

Lo bueno de esta fiesta es que desafiará tu creatividad y verás disfraces muy, muy originales. Además, la falta de ropa hará más fácil que tu crush y tú acabéis subiditos de tono y con ganas de quitaros mutuamente toda parafernalia de encima. Lo malo: se utilizan muchos materiales poco reciclables y contaminantes.

2. Cata de vinos malos

Es la antifiesta, donde el alcohol es mucho y muy malo. Eso sí, te asegurarás que estaréis borrachos, que vomitará más de uno, que tendréis una resaca horrible y que os lo pasaréis genial. La cata de vinos malos consiste en organizar una cata como si tú y tus amigos fueseis sumilleres. Para empezar, se decora la casa con elegancia, se envían invitaciones ostentosas y se escoge un look digno de la fiesta de los Ferrero Rocher de la Preysler.

Resultado de imagen de drinking wine gif

Una vez esté preparado, empieza la fiesta. Cada invitado deberá traer un vino, el peor y más malo que encuentre, y antes de servirlo tendrá que anunciarlo como si fuera el mejor vino del mundo. Por ejemplo: “este exclusivo tinto sale de las viñas del barcelonés que se alimentan de la rica agua del poco contaminado Besòs. Con un toque entre alquitrán y agua residual, es el mejor vino de la cosecha del 2017”. Así, hasta que se vayan acabando todas las botellas de vino. El que traiga el peor vino, gana.

3. La 24 horas

Una fiesta que pocas personas pueden aguantar hasta el final. Es la forma ideal de celebrar un fin de año, un cumpleaños o una fecha importante. Consiste en celebrar el evento cada vez que se cumplen las 00:00 en cada franja horaria del mundo. Es decir, desde el mediodía de un día hasta el del día siguiente, más de 24 h de celebración.

Resultado de imagen de happy new year gif how i met your mother

El primer país que recibe el nuevo día es Kiribati, a las 11 h españolas. Es cuando empieza el juego: todos os activáis y felicitáis el día por WhatsApp y salís hacia la fiesta. El evento empieza de verdad entre las 14 y 16 h, cuando la medianoche llega a Australia, Corea, Japón y otros países de la zona. Para celebrarlo, podéis servir platos japoneses, música coreana y outfits playeros en honor a Australia. Y así con cada franja horaria, montando juegos y tomando bebidas típicas de las culturas donde vayan llegando las 00.

La cena coincide con Oriente Medio y Europa del Este, así que podéis hacer una cena con platos de la costa oriental del Mediterráneo (una de las cocinas más veganas del mundo). Finalmente, llegan las 00 h españolas y es cuando empieza el cumpleaños, el año nuevo o lo que estéis celebrando. Pero ahí no acaba la fiesta. Hasta las 13 h del día siguiente no llegan las 00 h al último territorio del planeta: las Islas Howland y Baker (EE.UU.), dos territorios vacíos en medio del Pacífico. Cuando llegue, toca felicitar por última vez… y dar por finalizada la fiesta. A ver quién aguanta hasta entonces.

4. La fiesta de pelucas

Resultado de imagen de roxxy andrews wig reveal

Es simple: nadie pasa por la puerta si no lleva peluca. Una regla muy básica pero que hará que tu fiesta sea recordada por mucho tiempo. Pero la gracia de esta fiesta es invitar grupos de personas que no se conocen entre ellos, porque no sabrán cómo es su pelo y la única referencia será de ellos con peluca. Al final, cuando se conozcan fuera de la fiesta será como volverse a presentar de nuevo. Y así, con una sola norma, puedes convertir una fiesta normal y corriente en el evento del año.