La semana infernal de la violencia machista que demuestra que queda mucho por hacer

Cinco nuevas víctimas de violencia machista en dos días, ya son 38 mujeres y tres menores los muertos por esta lacra social

La violencia machista se ha cobrado cinco nuevas víctimas en apenas dos días. El 25 de septiembre fueron cuatro muertes en nueve horas, dos mujeres y dos niñas. 48 horas después, en la madrugada del 27, la última. Ya son 38 mujeres y tres menores las personas asesinadas en lo que va de año, según las cifras oficiales.

Las primeras víctimas fueron en Castellón, un hombre de 48 años asesinó presuntamente sus dos hijas menores (de dos y seis años) antes de suicidarse. Horas después, una mujer de 39 años era asesinada en Maracena (Granada) por una puñalada de su expareja. A la tarde del mismo día, en Bilbao, una mujer era encontrada degollada, su marido fue detenido como presunto autor del crimen. La última víctima fue dos días más tarde, en Málaga. Su pareja, principal sospechoso, tiene una orden de captura.

A menos de tres meses de acabar el año, el Gobierno cifra en 38 las muertes, pero según otros censos feministas, como feminicidio.net, en realidad las víctimas de la violencia de género ascienden a 77, incluyendo menores, prostitutas o feminicidios familiares, muertes que quedan excluidas en los registros del Ministerio. La cifra se acerca preocupantemente a la del año pasado, 49 —según las cifras oficiales— o 99 —incluyendo las que quedan excluidas—, demostrando que la violencia apenas disminuye año tras año

Esta estremecedora semana ha vuelto a poner el foco sobre una de las grandes lacras del mundo patriarcal en el que vivimos: la desprotección de las mujeres frente a la violencia e instituciones machistas. Algunas de las víctimas tenían órdenes de alejamiento y a otros agresores se les había retirado la custodia y, aun así, no se han podido evitar estas muertes.

Aunque queda mucho trabajo por hacer, hay otras estadísticas que proporcionan algo de esperanza. Como apunta el digital elplural.com, “dentro de las denuncias realizadas, sólo en el tercer trimestre de 2017, de cada diez juicios celebrados por violencia de género, siete de ellos acabaron con condenas para el maltratador, lo que representa la cifra más alta de la serie histórica de la estadística judicial”. Esperamos que en 2018 esta tendencia se mantenga y no haya nuevas víctimas de violencia de género que engrosen las injustas listas de feminicidios.