Todas las mujeres del mundo deberían tener una camiseta como las de Teta&Teta

Cruces sobre los pechos, caras sonrientes, pezones que son olas formando un océano, que son dos bolas de helado con sus cerezas encima... un mundo de pechos es lo que ha traído a nuestros Instagrams y a nuestras vidas las camisetas y sudaderas de Teta&Teta. Pero han hecho muchísimo más, y es que seguro que se te habrán cruzado esos dos sencillos pechos dibujados con dos rallas y dos puntos sobre una camiseta blanca que se rebela, a proposito y por casualidad, contra la censura de los pezones femeninos en Facebook e Instagram. Siendo ya, like a like, un símbolo del feminismo moderno. Pues detrás de esa camiseta tan molona hay una historia y un mensaje mucho más grande, pero igual de bonito.

Que a @flavitabanana le gusta teta & teta es una verdad como una ubre. Dios, ¡cómo mola todo lo que nos está pasando! Gracias Flavita Banana. Por la foto y por tu filosofía. (En nombre de todos los autónomos 💪🏻❤️) #camiteta #freethenipple #tetayteta #tetaytetaproducts #flavitabanana #sacanddoteta #titshirt #freethenipplemovement ・・・ Ok! Hay algo que llevo tiempo queriendo deciros. Cuando tienes muchos seguidores te hacen muchas ofertas suculentas para que pongas publicidad en tus redes. Hasta la fecha sigo negándome, aquí cuenta el contenido. Pero se acerca Navidad y sí voy a hacer publicidad de LO QUE A MI ME GUSTA DE VERDAD, sin que me paguen. Porque creo en esos artistas y podria estar bien que apoyemos a los autónomos. Esta camiseta que amo con furia y que me confiere elegancia y carácter es de @tetaandteta, creo que os puede quedar muy bien también. Publicaré un par de cosas más hasta las fiestas. Un beso!

A post shared by teta&teta (@tetaandteta) on

Esta es una historia de bonitas casualidades de principio a fin, empezando por el nombre del proyecto que, sin querer, se tornó en algo muy significativo según fueron sucediendo las cosas. "Al principio iba a llamarse 'TETA', como sinónimo de pasarlo bien y de 'mamar' unos de otros, que al final es lo que haces cuando trabajas rodeado de gente increíble", nos cuenta María Rufilanchas, copy y fundadora de Teta&Teta. Pero cuando se decidió a registrar el dominio, ya estaba todo cogido y tuvo que buscar una solución tan sencilla como creativa. "Si existe Saatchi & Saatchi y existe Young & Rubicam, ¿por qué no va a existir Teta & Teta? Primero me dio la risa, parecía una mofa, pero luego tuvo todo el sentido del mundo. Tenemos dos tetas. Así que una por pasarlo bien y otra por aprender unos de otros".

Porque Teta&Teta no es una tienda, sino un pequeño estudio madrileño donde, desde 2013, nacen un montón de ideas de la mano de un grupo de creativos freelance que "eligieron un oficio demasiado bonito como para trabajar solo y en pijama", como dicen en su web. Así que decidieron trabajar cerca para poder compartir sus ideas y, si surgía, su trabajo. Y de ese coworking creativo han salido maravillas que están poniendo su granito de arena —y qué granito— en el movimiento #FreeTheNiple, una campaña global organizada para terminar con la censura de los pezones femeninos en Instagram.

Esta mañana, ordenando nuestro almacén, hemos encontrado unas cuantas camitetas como ésta. Tendríais que haber visto nuestra cara. Nos encantaría ver la vuestra. A la venta en tetaandteta.bigcartel.com #camiteta #tetaytetaproducts #freethenipple #titshirt

A post shared by teta&teta (@tetaandteta) on

Pero, como decíamos, nada de esto surgió de forma premeditada. Después del 'Entreteto', el primer colgante (que llega hasta el escote) que diseñó Santos Henarejos para el coworking , a los seis meses de abrir el estudio, llegaron las 'camitetas' y, con ellas, la reivindicación. María 'jugó' a ponerles dibujos a los pezones de camisetas básicas para resaltarlos, pero su intención no fue la de remover conciencias. Pero eso fue precisamente lo que consiguió. "Las lanzamos en Instagram y se agotaron en pocas horas. Con los mensajes de agradecimiento de las compradoras me di cuenta de todo: estaba alimentando al movimiento Free the Nipple, que por aquel entonces no ardía como ahora", dice María.

Después de aquello, más 'camitetas', 'sudatetas' con pezones de quita y pon, bañadores y bolsas con diseños de los otros creativos de Teta&Teta: los sinónimos de Naranjo Etxeberría, el Helado de Karen Mazamadrazo y los Payasos de Ales Santos, el ilustrador y 'pintor' de su camiseta más famosa (la blanca con los pechos en negro).

Lo próximo que vas a amar de este coworking no vas a poder ponértelo, pero sí compartirlo. "Me vino a la cabeza Yes sir i can boogie, de Baccara, y el juego de palabras, Yes sir i can boobie", cuenta MaríaUn tema propio que, además de ser alegre y sencillo, trae un mensaje empoderador y liberador: muestra tus pechos al mundo sin pudor. "La letra tiene una intencionalidad política feminista justa, es divertida", señala.

Yes sir, I can boobie from teta & teta on Vimeo.

Así es —y será mucho más tiempo— como una marca divertida ha terminado abanderando, sin querer, una parte importante de un movimiento tan vivo. "Si te soy sincera, lo más cerca que había estado del feminismo en mi vida, aparte del sentido común, es haber leído mucho a Simone de Beauvoir y ser fan de Lisa Simpson", bromea. Como poner dos sencillos puntos y dos semicírculos sobre una camiseta blanca puede llegar a significar tanto. Esos pezones y todo lo que representan están en los timelines de todo el mundo. Son imparables, tienen poder y no dudarán en usarlo.