El misógino manual que explica cómo ligar con rusas en el Mundial

Dentro de un taller sobre cultura e idioma se incluyó un apartado sobre seducir a mujeres

“Las chicas rusas odian a los hombres aburridos”, “el consejo es tratar a la mujer que está frente a ti como alguien de valor”, “recuerda que es muy importante invitarla a participar en tus temas”. Estos y un largo etcétera cada vez más lamentable son los consejos del manual de un curso abierto impartido en Argentina para la previa del Mundial que se realiza este año en Rusia.

En dicho manual se habla del idioma y la cultura del país, unos puntos que la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) entendió como convenientes para los periodistas, dirigentes y futbolistas que viajarán al territorio ruso próximamente. En él se incluye un capítulo titulado “qué hacer para tener una oportunidad con una chica rusa”. Sí, tal cual.

Este tipo de machismo rancio salió a la luz gracias a uno de los participantes que acudió al curso: el periodista Ignacio Catullo compartió una imagen del texto en su cuenta de Twitter junto al mensaje “muy moderno el manual de estilo de la AFA sobre el Mundial”.

La publicación generó un efecto dominó imparable, cientos de personas dentro de las redes sociales empezaron a criticar y compartir el deplorable texto. Al conocer las innumerables críticas la AFA detuvo el curso, retiró el cuadernillo y lo devolvió a los participantes con las hojas arrancadas. Todo muy correcto.

En ese instante los anónimos de Internet ya habían buscado la fuente de este manual: un blog llamado ‘Amar está en ruso’ —desde el cual se marcaron un 'copy paste' en toda regla en el cual también incluyeron los errores—. El blog también explica una manera de seducir a los hombres de dicho país, información que la AFA decidió omitir. No les interesaba.  

El cuadernillo fue realizado por la Comisión de Deportividad, Responsabilidad social y sustentabilidad de la AFA, una ironía si se piensa en que los mensajes que pretendían trasmitirse a quienes viajarán a Rusia tienen de todo menos de responsabilidad social. Y en cuando al blog del que surgieron los consejos —los de cómo conseguir a un hombre ruso son aún más desagradables—, solo se puede decir que por el bien de tod@s, esta sea la última vez que se toman como referencia.